Protestas vecinales

Más de 2.000 personas marchan contra los pisos turísticos en Barcelona

Los vecinos critican el modelo turístico de la ciudad

Cerca de 2.000 personas, según la Guardia Urbana, se manifestaron en Barcelona el pasado sábado reclamando la abolición de todos los pisos turísticos de la ciudad y denunciando los problemas del llamado turismo de borrachera.

La marcha, la sexta manifestación desde que comenzaran las movilizaciones en el barrio de la Barceloneta para denunciar los efectos del llamado "turismo de borrachera" en su barrio y la proliferación de pisos turísticos, finalizó en la plaza Sant Jaume de Barcelona. Ver también Crispación en la Barceloneta por el turismo de borrachera.

La manifestación fue convocada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), con el apoyo de otras entidades y sindicatos, para expresar su rechazo a un "modelo de turismo depredador" bajo el lema "Barcelona no está en venta".

El portavoz de los vecinos de la Barceloneta Sergio Arnás, hizo un llamamiento a seguir luchando para "recuperar la identidad" del barrio y liberarse de la "horrible pesadilla" que afirman sufrir verano tras verano por la proliferación de apartamentos ilegales y las escenas de incivismo que dejan en las calles determinados tipos de turistas.

"Este barrio no se vende", "Trias, despierta, el barrio no está en venta" o "Del barrio de La Ostia no nos moverán" han sido las consignas más coreadas en la marcha, donde muchos manifestantes enarbolaban pancartas con lemas como "My building is not a hotel" (Mi edificio no es un hotel), "Basta pisos turísticos" o "Vecinos: una especie en peligro de extinción".

Ver también Barcelona, tenemos un problema.

Imagen de la manifestación celebrada el 30 de agosto en Barcelona. Foto: Efe.Imagen de la manifestación celebrada el 30 de agosto en Barcelona. Foto: Efe.

Los manifestantes recorrieron el concurrido paseo Joan de Borbó, bajo la expectante mirada de numerosos turistas, algunos de los cuales fotografiaron la marcha e incluso se retrataron a ellos mismos haciéndose "selfies" con la protesta de fondo.

Lluís Rabell, presidente de la FAVB, ha advertido de que los problemas derivados del modelo turístico de Barcelona afectan a otros muchos barrios de la ciudad, lo que está "machacando" el pequeño comercio y provocando que muchos vecinos tengan que marcharse a otras zonas de la ciudad por el elevado precio de las viviendas.

Junto a los vecinos, secundaron la marcha un grupo de guías turísticas oficiales de Cataluña, que caminaron tras una pancarta en la que exigen al alcalde, Xavier Trias, que actúe en defensa de un "turismo de calidad" en la ciudad.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.