No se ha definido el capítulo de intermediación

Las agencias mexicanas denuncian que la reforma fiscal las ha dejado en el limbo

El sector mexicano de agencias de viajes está desconcertado por el limbo fiscal en que queda tras la reforma llevada a cabo a primeros de año. Ocho meses después del cambio normativo fiscal, las agencias no tienen claro quien debe facturar las operaciones, si la agencia o el proveedor.

A este respecto, Agustín González, presidente de la Asociación Nacional de Agencias de Viaje (ANAV), explica que como intermediarios de un servicio no está bien definida la situación de quién debería facturar las operaciones, si las agencias o los proveedores que ofrecen el producto (hoteles, aerolíneas, etc.).


"Los modelos fiscales que se presentan con la reforma actual no incluyen a la parte de distribución", refirió González. Agregó que evaluando las dos posibilidades, si la empresa que ofrece el servicio final es la que hace la facturación o si las agencias de viajes la hacen, hay pérdidas para el negocio.

"Perdemos el control de nuestro pasajero al darle la facturación directamente a la aerolínea, y tenemos un riesgo fiscal al facturar nosotros mismos y asumir esa responsabilidad de facturación", indicó. González refirió que incluso ya ha habido cierres de agencias. "Hoy por hoy ya se están viendo cierres de la gente que no ve una clara estrategia para seguir trabajando, sobre todo quienes tienen una mayor proporción de sus ventas al boleto de avión", señaló.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.