Un segmento en auge en España

El éxito de los cruceros obliga a los destinos a adaptar su oferta

Claves: infraestructuras, operadores locales de confianza y un destino atractivo

El éxito de los cruceros obligará a numerosos destinos españoles, incluso algunos que no tienen puerto de mar, a adaptar y ampliar su oferta turística en los próximos años, según apuntan expertos y autoridades. Horarios comerciales y de museos, espectáculos o excursiones tendrán que ser repensados para no morir de éxito.

Cruceros de Royal Caribbean.Cruceros de Royal Caribbean.

Cerca de 16 millones de pasajeros en todo el mundo tomarán un crucero en 2011, un 6,6% más que el año pasado, según las previsiones lanzadas por la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros. Las innovaciones tecnológicas de los cruceros, la capacidad de entretenimiento y la "fidelidad" de los viajeros hacia estos resorts flotantes son las razones que explican el crecimiento, indican las principales navieras.

Los cruceros, un segmento en auge en España.Los cruceros, un segmento en auge en España.

En España, el número de pasajeros de cruceros que pasaron por los puertos españoles se situó en 7,1 millones de personas durante 2010, un récord histórico. En apenas una década, el movimiento de cruceristas por los puertos españoles se ha triplicado.

Un crucero amarrado en el Puerto de Barcelona.Un crucero amarrado en el Puerto de Barcelona.

En cualquier caso, la cifra de 7,1 millones corresponde al número total de entradas y salidas, es decir, este volumen incluye pasajeros que embarcan y desembarcan en un puerto base así como los que ya viajan a bordo y salen del barco para hacer una visita de un día a la ciudad, tanto nacionales como de otros países.

Diferentes tipos de pasajeros

Por ejemplo, de los 2,3 millones de pasajeros de cruceros que movió el año pasado el puerto de Barcelona, el 55% correspondió a personas que embarcaron y desembarcaron en la ciudad, ya que la capital catalana es el puerto base de numerosas navieras. El 45% restante era tránsito de día, es decir, pasajeros que llegan por la mañana a bordo del barco, salen a visitar la ciudad o alrededores y por la tarde regresan al buque.

Así, mientras una parte del pasaje se lanza a recorrer Barcelona por su cuenta, otros contratan excursiones de 3 ó 4 horas por la ciudad. Y en este último caso, las empresas que organizan las excursiones han diseñado itinerarios diferentes para los grupos, para evitar coincidir todos a la misma hora en el mismo lugar, lo que crearía aglomeraciones.

"Hay días punta, de hasta 10 y 11 cruceros en el puerto, lo que significa de 30.000 a 35.000 pasajeros entrando y saliendo", explica Josep Antón Rojas, director de Promoción del consorcio Turisme de Barcelona, institución participada por el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio.

Para que este alto volumen de pasajeros no suponga problemas, las compañías de cruceros y las empresas locales que les prestan servicios -excursiones, avituallamiento, tránsfers al aeropuerto, etc.-, trabajan estrechamente entre sí.

Además, los consignatarios del puerto mantienen reuniones periódicas con Turisme de Barcelona y con los gestores de museos y monumentos para resolver problemas que puedan surgir relacionados con el aparcamiento de autocares, cambios en las normativas de visita, etc.

"De hecho, las empresas de cruceros, que operan en todo el Mediterráneo, nos ponen como ejemplo de puerto eficiente", destaca Rojas. "Barcelona es un puerto que ha invertido en terminales, donde la operativa es transparente y eficaz y las empresas de servicios son fiables", destaca.

Más destinos españoles quieren recibir cruceros

Y lo cierto es que cada vez más ciudades de mar españolas, viendo el crecimiento del turismo de cruceros, aspiran a ser puerto base de las navieras o al menos convertirse en una escala de sus itinerarios. La clave del éxito es tener infraestructuras, operadores locales que den confianza a las navieras y un destino atractivo, sea la propia ciudad o próximo a ella.

Juan José Rodero, director general de XYO.travel, agencia online especializada en cruceros, apunta que "el puerto de Barcelona es un ejemplo de coordinación, igual que Málaga, que ha creado una terminal nueva; Bilbao y Cádiz también están haciendo un gran trabajo. Y en Valencia se ha llegado a plantear ofrecer excursiones a Madrid en AVE. En suma, no hay que intentar que se queden todos los pasajeros en tu ciudad, sino mirar qué interés turístico tiene tu zona e intentar ofrecerlo".

Según remarca este experto en cruceros, "lo que hay que vender no es el puerto, sino el destino. Aunque tengas unas infraestructuras adecuadas y precios competitivos, el destino tiene que tener cierto interés, sea el puerto en sí o algún lugar cercano". Por ejemplo, hay excursiones de todo un día que permiten a los pasajeros de un crucero que ha hecho escala en Málaga ir a Granada a visitar la Alhambra, o bien desembarcar en Vigo para ir hasta Santiago de Compostela.

Además, hay que tener en cuenta a los cruceristas de EEUU, que suelen hacer pre o post tours de cruceros. Raimón Martínez-Fraile, presidente del Salón Internacional de Turismo de Cataluña, recuerda que los estadounidenses comenzaron a visitar el románico catalán, en el Pirineo, "cuando llegaron los cruceros a Barcelona. Durante años se había estado vendiendo en EEUU el románico, sin resultados. Mensaje: "Hay que venderles cuando ya están aquí".

En todo caso, teniendo en cuenta que la mayoría de cruceristas sólo disponen de unas horas o de medio día para visitar una ciudad o sus alrededores antes de volver al barco, los destinos deben plantearse qué tipo de experiencia pueden ofrecer a este tipo de viajero relámpago.

Llegadas de cruceristas en días festivos

¿Y qué pasa si además dichos turistas llegan en un día festivo? "Hemos visto casos de puertos españoles donde la escala era en domingo y las tiendas estaban cerradas. Algo increíble: tenían a 3.000 personas paseando por la ciudad, sin posibilidad de venderles", apunta el director general de XYO.travel.

De hecho, el conseller de Empresa de la Generalitat de Cataluña, Francesc Xavier Mena, apuntó recientemente que sería necesario autorizar más aperturas en días festivos en Barcelona para aprovechar la llegada de turistas. "Nos vienen cruceros y los tenemos que atender. Debemos pensar en fórmulas imaginativas", señaló Mena.

Por su parte, el consejero de Turismo de Andalucía, Luciano Alonso, también ha reclamado "una reflexión seria de lo que significa ese turista de cruceros y cómo lo recibimos". Para Alonso, esa reflexión debe ir más allá del debate sobre el horario de apertura de los comercios y propone por ejemplo ofrecer complementos de ocio y restauración, como espectáculos de flamenco o rutas de tapas.

"Las reflexiones del consejero de turismo andaluz me parecen muy acertadas: cuanta más variedad de oferta ofrezcamos al turista de crucero, más posibilidades de captarlo", dice Rodero. "Pero tengamos en cuenta que la restauración en si no debe ser el principal gancho, ya que muchos cruceristas regresan al barco a la hora de comer, pues tienen pensión completa. Debe ser un mix entre cultura, gastronomía, ¿y por qué no el golf? Hay ya cruceros temáticos de golf".

Este reportaje ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de abril y puede descargarse también en pdf como "El éxito de los cruceros obliga a los destinos a adaptar su oferta".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.