Diario 5758 06.12.2019 | 06:40
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un post de Vivi Hinojosa

La marca España despierta los recelos de algunos nacionalistas

Se busca reforzar la competitividad y la imagen potente del país en el exterior 14 marzo, 2012

La aprobación en el Pleno del Congreso de un Plan General de Marca España para reforzar la competitividad de nuestros productos y promover una “imagen potente” del país en el exterior, ha despertado los recelos de algunos nacionalistas.

Hace un par de días Ester Mascaró hablaba en su post ‘Empresa turística y promoción: tiempo de implicarse económicamente’ de la necesidad de una estrecha colaboración público-privada para mantener la inversión en promoción en época de recortes presupuestarios.

Pero más allá de mantener la inversión, la clave reside en hacerlo de manera eficiente. En el artículo ‘Los organismos de promoción se enfrentan al reto de hacer más con menos’ del número de marzo de HOSTELTUR, las entidades de Australia, Canadá y el Reino Unido coinciden en apostar por la promoción de la marca país en detrimento de las locales, para motivar al turista a que viaje al destino y que, una vez allí, decida en qué región quedarse.

En este ámbito hemos vuelto a demostrar, una vez más, que ‘Spain is different’. La propuesta del Gobierno de crear un Plan General de Marca España ha recibido en el Congreso el respaldo de PSOE, UPyD, FAC y UPN, aunque con matices, como la necesidad de que los objetivos se consensúen con las Comunidades Autónomas, enmienda aprobada; o la búsqueda de mecanismos de financiación privada para complementar la pública.

Pero, como suele ocurrir, sólo escuchar la palabra España despierta los recelos de algunos nacionalistas, cuya respuesta varía entre la moderación de CiU, que finalmente se ha abstenido en la votación, y el “derroche de conocimientos” en marketing turístico del que ha hecho gala el portavoz parlamentario de ERC, Alfred Bosch.

Respuesta nacionalista

Pero vayamos por partes: Convergencia ha pedido que más que una Marca España, se apueste por “el apoyo a la diversidad de marcas existentes en España para impulsar el potencial económico desde la diversidad, contando con el sector y con las Comunidades Autónomas”.

Hasta ahí se puede estar más o menos de acuerdo, pero los complejos nacionalistas afloran en el discruso de Bosch, que critica la marca España porque concluirá con la creación de “un monigote nacionalista e identitario” y con “un derroche de publicidad que no servirá, porque lo que vende cada vez más son las marcas locales y los productos concretos”.

Quiero creer que el señor Bosch cuenta con informes y datos que respaldan esta afirmación, aunque me parece curioso que aquí ocurra al revés que en el resto del mundo, cuando, sobre todo en mercados de larga distancia y más en estos tiempos que corren, se apuesta sin duda por la comercialización y promoción de las marcas nacionales.

En este sentido el Gobierno ya había expresado su intención de que las oficinas comerciales autonómicas en el exterior se integrasen en la red del Estado, y de hecho ha puesto las OET al servicio de las comunidades autónomas.

El Club de la Comedia

El portavoz de ERC no se ha quedado ahí y ha continuado, como si de un monólogo del Club de la Comedia se tratara (lástima que no era el lugar ni una temática para tomarse a broma), afirmando que “si les gusta, pónganle ustedes hasta el toro y el brazo incorrupto de Santa Teresa, eso sí que sería la marca España. Pero no nos hagan pagar la factura”. Siempre he pensado que las palabras dicen mucho de las personas que las pronuncian, así que no añadiré nada más.

La diputada de IU Ascensión de las Heras no se ha quedado atrás y también ha criticado la iniciativa que, a su juicio, busca “vender una realidad determinada, caduca y errónea” basada en estereotipos como los toros”. (Perdón, creo que me he perdido algo. ¿Quién ha hablado de toros?). La diputada ha concluido su intervención recordando que “España es su gente, su cultura, su historia” y rechazando la intención de explotar económicamente sus recursos.

¿Y esta es la gente que nos representa? ¿Éstos son los que, entre todos, tienen que crear las condiciones favorables para sacar al país de la crisis? ¡Pues aviados estamos!

La propuesta ha salido adelante con el apoyo de PP, PSOE, UPyD, FAC y UPN, el rechazo de Izquierda Plural, Geroa Bai, BNG, ERC y CC; y la abstención de CiU, PNV y Compromís.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.