El Grupo Amrey convierte un antiguo sanatorio en centro de talasoterapia

El antiguo sanatorio de Sant Joan de Deu del Vendrell reabrirá sus puertas tras 34 años de abandono, convertido ahora en el primer hotel de 5 estrellas de la Costa Dorada y en uno de los centros de talasoterapia más modernos de Europa. La transformación del antiguo sanatorio, inaugurado por Alfonso XIII en 1929 para cuidar a los niños con enfermedades respiratorias, ha supuesto una inversión por parte del Grupo Amrey, liderado por Enric Reyna, de 72 millones de euros, además de décadas de polémicas sobre el uso que se debía dar a las instalaciones.

El antiguo sanatorio de Sant Joan de Deu del Vendrell reabrirá sus puertas tras 34 años de abandono, convertido ahora en el primer hotel de 5 estrellas de la Costa Dorada y en uno de los centros de talasoterapia más modernos de Europa. La transformación del antiguo sanatorio, inaugurado por Alfonso XIII en 1929 para cuidar a los niños con enfermedades respiratorias, ha supuesto una inversión por parte del Grupo Amrey, liderado por Enric Reyna, de 72 millones de euros, además de décadas de polémicas sobre el uso que se debía dar a las instalaciones. Con la llegada del turismo en los años 60, los hermanos de Sant Joan de Deu consideraron que era hora de vender el sanatorio, en el que niños con problemas respiratorios recibían antiguas terapias que hoy están en boga gracias a las altas concentraciones de yodo de las playas del Vendrell. El centro de talasoterapia, de 7.200 metros cuadrados, cuenta con un innovador sistema de atracción de agua del mar a 400 metros del hotel, lo que permite "aprovechar las inusuales características de unas aguas con una concentración de yodo diez veces superior a la media del Mediterráneo", según sus responsables. El centro, de tres plantas, se divide en un área lúdica, con piscina de agua de mar, jacuzzi, sauna, duchas aromáticas y solarium, entre otros servicios; el área seca tiene 28 cabinas destinadas a tratamientos como masajes o acupuntura; en la zona húmeda, con 18 cabinas, se realizan tratamientos con agua de mar. El hotel cuenta con 126 habitaciones dobles, 12 suites júnior, cuatro suites y una suite presidencial, todas ellas con vistas al mar y cuyo precio oscila entre los 150 euros de una habitación individual en temporada baja y los 1.200 euros de la suite presidencial en temporada alta. El edificio del antiguo sanatorio, escenario de películas como "Los sin nombre", se ha preservado, una condición 'sine quanon' para su reconversión desde que el anterior equipo de gobierno del ayuntamiento de El Vendrell, dirigido por Benet Jané (CiU), lo catalogase como bien de interés local. No sólo se mantiene la estructura del inmueble, sino que los arquitectos, Miquel Espinet y Antoni Ubach, han restaurado las pinturas originales de la antigua capilla y otros elementos de ornamentación para "preservar la memoria histórica de la zona", según el presidente del consejo de administración del hotel, Enric Reyna. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.