Diario 5350 15.08.2018 | 22:58
Hosteltur: Noticias de turismo
Caen la demanda doméstica y la rentabilidad

Las aerolíneas chinas sufren el impacto del debilitamiento económico del país

2 septiembre, 2013

El debilitamiento de la economía china está repercutiendo en las aerolíneas del país que comienzan a afrontar una caída de la demanda en el mercado doméstico chino junto al aumento programado de capacidad, lo que está generando mayor competencia y una sobreoferta, a la que se suma la presión de otros modos de transporte.

China Southern Airlines, la mayor aerolínea comercial del país y la más centrada en el mercado nacional de las tres mayores aerolíneas chinas, ha reportado una sorprendente caída del 10% de la rentabilidad en el negocio de pasajeros en el primer semestre de 2013, según informa Aviation Week.

China Southern, la más orientada al mercado doméstico, ha reportado una caída del 10% en su rendimiento..China Southern, la más orientada al mercado doméstico, ha reportado una caída del 10% en su rendimiento..

Portavoces de la compañía también han hecho referencia especialmente a que la competencia se ha vuelto aún más feroz en el sector, debido a la menor demanda coincidiendo con una cada vez mayor capacidad ofertada por la industria y la expansión de la red ferroviaria nacional de alta velocidad.

Air China, la aerolínea de bandera, segunda más grande y la operadora del país más orientada al mercado internacional, ha reportado una caída del 15% en el rendimiento de sus operaciones en el mercado nacional para el mismo período.

Guo Yufeng, analista de la consultora internacional de la industria ICF SH&E, ha apuntado que "la economía probablemente se ha reducido más rápido que lo que las líneas aéreas esperaban cuando realizaron sus pedidos de aviones”, según cita Aviation Week. Yufeng piensa que, para este año, las compañías aéreas chinas programaron su capacidad sobre la base de las previsiones de crecimiento económico realizadas por el gobierno central, que fueron optimistas. Las principales aerolíneas chinas están controladas por el gobierno central, dándoles un incentivo para seguir las recomendaciones oficiales en la planificación de sus operaciones.

Air China, la aereolínea de bandera, la segunda más grande y la más enfocada en el mercado internacional, también ive los efectos de la caída de la demanda en el mercado doméstico.Air China, la aereolínea de bandera, la segunda más grande y la más enfocada en el mercado internacional, también ive los efectos de la caída de la demanda en el mercado doméstico.

El producto interno bruto (PIB) de China creció un 7,5 % entre los segundos trimestres de 2012 y este año 2013, muy por debajo de las tasas de 10 y 11% que había registrado hasta hace unos años – índices que se consideraba permanencerían estables por muy largo tiempo, a juicio de la mayoría de los economistas.

En efecto, las cifras de China Southern, si se toman como un indicador económico, sugieren que el ambiente de negocios del país puede ser más débil que lo que se piensa generalmente. La aerolínea más grande del país transportó hasta junio de este año un 6,5% más de pasajeros que en el primer semestre del año anterior. Los analistas consideran que en una economía en fase de desarrollo como la China, con un ingreso nacional de alrededor de 6.000 dólares (más de 2.270 euros) per cápita, el tráfico aéreo debería aumentar un poco más rápido que el PIB.

Calidad y puntualidad

Aviation Week agrega que se está registrando una creciente falta de confianza en los servicios de compañías aéreas chinas, lo cual impulsa a los viajeros a buscar medios alternativos de transporte.

Consideran que la economía no debe ser el único factor: la calidad de los servicios aéreos de China ha disminuido debido a que las aerolíneas son cada vez más impuntuales. Asimismo, un estudio muestra que los aeropuertos Beijing Capital y Shanghai Pudong tienen los mayores índices de impuntualidad. Los medios de comunicación del país han estado informando reiteradamente de los fuertes retrasos aéreos en el país (El diario británico The Telegraph recogió esta sorprendente trifulca ante el mostrador de una aerolínea china cuando uno de sus funcionarios perdió la compostura ante los reclamos de los pasajeros).

Las aerolíneas chinas sufren el impacto del debilitamiento económico del país

El control restrictivo del espacio aéreo ejercido por la Fuerza Aérea del país es usualmente culpado de la situación. Sin embargo, también recientemente los militares han atribuido la impuntualidad a la deficiente gestión de las aerolíneas.
En este punto, el experto Yufeng ha recordado las diferencias entre los dos modos de transporte: el aéreo es más rápido que el ferroviario si el avión despega a tiempo, pero si hay fuertes retrasos, el tren de alta velocidad toma la delantera ofreciendo además comodidad, sin controles de seguridad, asiento cómodo y llegada al centro mismo de las ciudades.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.