Cerca de 20 mayoristas han cerrado este verano

Los TTOO rusos se desploman ante la debilidad de la demanda

Una veintena de turoperadores rusos ha quebrado este verano ante un turismo emisor debilitado por la crisis política y económica que ha atacado al consumo, a lo que se han unido las recomendaciones del Gobierno de Vladimir Putin de no viajar al extranjero. Lo peor es que se ha producido un efecto dominó, al perderse la confianza del consumidor.

Durante el verano de 2014 unos 18 turoperadores han suspendido operaciones en Rusia declarándose en bancarrota y estas quiebras, que comenzaron a mediados de junio, han afectado a 130.000 clientes entre aquellos que se encontraban en el momento del cierre en el extranjero y los que tenían una reserva para disfrutar un viaje para más adelante.

Las más sonadas fueron la de Labirint, que afectó a 40.000 turistas, o la de Solvex-Tourne, con 17 afectados y Neva Travel, con otros 17.000. Otros turoperadores que cerraron fueron Ideal Tour, Expotour, Nordic Star, SurgutKurort, Roza Vetrov Mir, IntAir , South Cross, Atlas y Milana Tour.

La asociación de turoperadores emisores Turpomoshch ha tenido mucho trabajo con las repatriaciones este verano y otros turoperadores, como Coral Travel y Sunmar han ayudado también en estas labores.

Centenares de miles de clientes se han visto afectados. #shu#.Centenares de miles de clientes se han visto afectados. Imagen Shutterstock.

Según la Asociación de Turoperadores Rusos ATOR, las quiebras no se pararán aún. La crisis económica y política que vive el país ha reducido la demanda, sobre todo hacia el extranjero, hecho que se ha visto influenciado por la recomendación del Gobierno ruso de no viajar fuera del país.

Y es que se ha producido un efecto dominó. Según la presidenta de Sovex-Tourne, Tamara Khaletskaya, la complicada situación política y económica en Rusia ha disminuido la demanda para el turismo y la cadena de quiebras ha afectado a la confianza en el negocio, lo que ha desplomado aún más las ventas. Por su parte, desde South Cross afirmaron que, debido a la incapacidad de cumplir con sus obligaciones para con los turistas y los clientes con contratos de venta, se vio obligado a anunciar la suspensión de sus actividades debido a un fuerte descenso de la contratación de productos turísticos, a consecuencia de la quiebra de otros operadores turísticos.

La directora ejecutiva de la ATOR, Maya Lomidze asegura que, no obstante, no se producirán quiebras de grandes empresas. Llama la atención sobre que la mayoría de los turoperadores que han cerrado tenían su base en San Petersburgo, donde el mercado es cerrado, local e independiente. Sin embargo en el caso de Moscú, las empresas basadas allí suelen ser más grandes y tienen oficinas repartidas por todo el país habitualmente. Éstas, asegura, son más resistentes.

Las compañías han explicado que las sanciones de la Unión Europea, las fluctuaciones de la moneda y la bajada de los viajes al extranjero han influido mucho en esta situación. Sin embargo, algunos expertos del sector indican que numerosas empresas de turismo han estado trabajando como pirámides financieras y que simplemente han querido escapar de responsabilidades. El primero ministro, Dmitry Medvedev ha ordenado inspecciones y anunciado reformas en el sector.

Desde NT Incoming, el receptivo de Natalie Tours en España, el director de Costa Daurada, Costa Azahar y Costa Garraf para el mercado ruso, Jordi Matas, ha explicado a HOSTELTUR noticias de turismo que el origen del problema viene de lejos, “en los últimos 10 o 15 años ha habido un gran incremento del número de turoperadores en Rusia y la falta de una normativa rígida ha permitido que algunos de ellos operaran de forma poco seria. A partir de 2013 se vio ya un exceso de plazas aéreas y con la bajada de la demanda posterior algunos turoperadores comenzaron a aplicar el dumpling, vendiendo por debajo del precio de coste, con lo que al final han incrementado los números rojos”.

Matas asegura que la situación que vive el mercado ruso de la turoperación acabará por afectar a España en mayor o menor medida. Todo lo que está ocurriendo provocará un ajuste de la capacidad hacia el exterior, “sólo van a programar lo que estén seguros de vender”.

Puede leer también este artículo en la edición de octubre de la revista Hosteltur o descargar el pdf adjunto.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.