Diario 5325 17.07.2018 | 11:51
Hosteltur: Noticias de turismo
La bolsa huye de compañías endeudadas

Las hoteleras pesadas en activos pierden valor

Cambio de percepción 11 mayo, 2012

En la industria hotelera, las hoteleras pesadas en activos están perdiendo valor, a diferencia de lo que ocurría hace unos tres años, cuando estaba muy bien vista la propiedad.

Así lo ha explicado Jordi Schonenberger, socio de la consultora Deloitte, responsable de turismo y ocio, durante la presentación del informe Expectativas 2012, del que se extrae que uno de cada tres ejecutivos cree que la situación del turismo empeorará.

Durante la jornada se ha puesto de manifiesto que la industria hotelera española, que está hoy muy fragmentada, no es apetitosa para el inversor, que encuentra más atractivos otros sectores económicos.

“La Bolsa huye de la industria hotelera en España, de empresas apalancadas o endeudadas y de las compañías pesadas en activos”, ha manifestado Schonenberger.

La consultora señala que todavía en España hay un elevado porcentaje de propiedad inmobiliaria de los hoteles en comparación con la tendencia desarrollada durante la última década por parte de grandes grupos internacionales hacia modelos de gestión “ligeros” en inmuebles (“asset.light) y centrados en contratos de gestión o franquicia.

En un entorno en el que las inversiones se están viendo afectados por la falta de financiación, tampoco facilita las cosas el hecho de que la valoración de los activos hoteleros sea muy diferente entre los propietarios –que se resisten a reconocer que “lo que costaba 50 hoy vale 30”- y los inversores.

Rentabilidades

En cuanto a rentabilidades, parece ser que fue la ocupación lo que salvó al 2011. En términos de RevPar (ingresos por habitación disponible) se vio una recuperación del 6%, originada por este buen comportamiento de la ocupación y el mantenimiento del sacrificio en precios (ADR), prácticamente al mismo nivel que los dos años anteriores y muy por debajo todavía de los de 2008, según STR Global. Esta consultora predice que en Madrid el RevPar bajará un 5% y caerá un 3% en Barcelona.

De mantenerse esta situación mediante la cual se depende básicamente de las pernoctaciones, la hotelería podría verse gravemente afectada a medio y largo plazo, ya que facilita la competencia de otros destinos que temporalmente se encuentran fuera de mercado, como el Norte de África. Tampoco ayuda a la recuperación el que en nuestro país entre 2006 y 2010 la capacidad hotelera creció mucho, dándose hoy un exceso de capacidad hotelera en algunos destinos que no favorece la consecución de resultados en niveles previos a la crisis.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.