Diario 5385 25.09.2018 | 14:49
Hosteltur: Noticias de turismo
Tomamos el pulso al sector

Turismo rural: grandes cambios en su modelo comercialización para 2015

El nuevo año traerá también una mayor profesionalización 2 enero, 2015

Para el turismo rural la intermediación es inevitable, como reconoce Inocencia Rey Freixo, propietaria de Turismo Rural El Jiniebro, en Valencia de Alcántara (Cáceres), pero la crisis, que se ha ensañado con el sector aprovechándose de sus debilidades, y el empuje de la economía colaborativa están provocando importantes cambios en sus modelos de comercialización a través de plataformas, según nos explican los expertos.

Los profesionales del sector consultados por HOSTELTUR noticias de turismo constatan, según Inocencia Rey, “cierto movimiento en los portales, que nos ofrecen ahora la opción de pago por reservas”, en lugar de abonar una cuota anual. Unos portales que, en palabras de la propietaria de El Jiniebro, “tienen que adaptarse a los tiempos porque también están perdiendo clientes; sólo tienes que ver Toprural: llegó a tener 17.000 casas todas de pago, ahora está sobre las 9.600 y ofrece inserción gratis y ofertas desconocidas antes. Y es que cada vez menos propietarios estamos dispuestos a pagar sin resultados, sólo por estar en un listado. No se puede seguir pagando cuotas anuales altas sin garantizar un resultado mínimo”.

Prueba de estos movimientos es que, añade, “Homelidays, también propiedad de HomeAway, nos ha ofrecido a antiguos clientes esa opción, pero de momento, como sucede con Niumba, de TripAdvisor, el sistema deja mucho que desear porque está a medio camino entre la reserva bajo petición y la reserva online. Esa indefinición hace que la reserva sea lenta o no se produzca, lo que perjudica a unos y a otros, pero en el futuro serán más los portales que ofrezcan este sistema". De hecho, como señala Luis Blázquez, gestor y anfitrión de los alojamientos rurales Lunacandeleda, en la Sierra de Gredos, Booking con su sección de Villas ha sido de las primeras en adoptar esta estrategia de pago por reserva.

No obstante, Rey Freixo cree que “esa opción se consolidará porque desde luego es el futuro y acabarán funcionando como Booking que, a pesar de sus fallos, hoy por hoy es el mejor sistema de comercialización para propietarios y viajeros”. Desde luego “los profesionales estamos preparados para el cambio, mejor que los portales. Las grandes crisis tienen de positivo que todos tenemos que empezar a ver las cosas de otra forma. No queda otra: cerrar o adaptarse”.

2015 seguirá siendo un año difícil, según los expertos, quienes se definen como “una gran plaga y es insostenible que existan tantos alojamientos rurales'. #shu#2015 seguirá siendo un año difícil, según los expertos, quienes se definen como “una gran plaga y es insostenible que existan tantos alojamientos rurales". Imagen Shutterstock

En este sentido coincide con Juan Carlos Tébar, propietario del hotel Felipe II, de Ayna, y presidente de la Asociación de Turismo Interior Castilla-La Mancha (Intur CLM), quien considera que “el turismo rural saldrá fortalecido de esta difícil situación” porque se mantienen “los empresarios y establecimientos que apuestan de manera decidida por profesionalizarse, y van cerrando aquellos, que son muchos, que en un momento dado gracias a una subvención y animados por el boom del sector pensaron que esto era una moda y una forma muy fácil de ganar dinero”.

Profesionalización

Esa profesionalización del sector también la destaca Luis Blázquez como reacción al estatismo que ha dominado el turismo rural en los últimos años y en un momento además en el que “la oferta sigue siendo muy alta y la demanda no se acaba de recuperar. La demanda está cambiando su forma de reservar, de buscarnos, de actuar con nosotros y esto implica que o los propietarios cambiamos con ellos y nos adelantamos a sus intenciones o estamos abocados al fracaso”.

Esos cambios van encaminados a no depender tanto de los portales de comercialización, potenciando la web propia como “plataforma de visibilidad” de cara al cliente, cuyas búsquedas no sólo se centran en esos portales como ocurría antes. De hecho, según apunta Blázquez, “se va rompiendo la canalización de visibilidad y reservas. La visibilidad de los portales ha bajado en unos porcentajes muy altos y consideramos que en algunos casos lo que se paga por estar en ellos no está acorde con las visitas y reservas que reciben nuestros alojamientos”. Se impone entonces un “cambio de mentalidad y de la forma de trabajar”, pues los propietarios ya no están dispuestos a pagar por esa visibilidad sino por “la intermediación entre clientes y alojamientos”.

Por todo ello desde Lunacandeleda advierte a los portales: “si quieren tener a los propietarios deben darles reservas y visibilidad, y si quieren tener a la demanda, servicios, facilidades, ofertas,etc.; con unas comisiones adecuadas sobre ventas efectivas, claro está”. El propietario, por su parte, debe aspirar a “conseguir un buen mix entre las reservas que consigue por sus canales directos, que es el mayor fin, y las canalizadas a través de las online”.

Portales internacionales y plataformas P2P

Para Luis Miguel Montoya, del Agroturismo Mª Cruz en Villanueva de Arce (Navarra), miembro de Ceres Ecotur, “el punto de inflexión ya se ha producido. Los que estuvieron rápidos o tuvieron visión se apuntaron a portales de comisión internacionales, porque para el mercado nacional tenemos muchísima más oferta que demanda, y a plataformas P2P, han encontrado un hueco y se han aprovechado del movimiento que generan los comentarios. Así que cuando se produzca el desembarco del grueso de alojamientos rurales ya estará en su mayoría cubierto. Ya ha pasado antes con los portales verticales, con las redes sociales y con las webs”.

En su opinión, “lo de las casas rurales todo a un euro, como si fueran bazares que han promovido los portales verticales y grandes cadenas de descuento, me imagino que morirá pronto y a los portales tradicionales no les queda otro remedio que ofrecer buenas búsquedas por intereses, no por dinero pagado por los alojamientos. Se les nota muy agotados y que no pueden competir con Booking ni con Google”.

A ello se añade el problema para “comercializar online si las nuevas tecnologías siguen sin llegar adecuadamente a nuestros pueblos. Por eso no tenemos más remedio que seguir recurriendo a portales como Booking que nos detrae un 15% de comisión por reserva pero para el cliente ofrece la misma garantía que un banco: reserva o cancela sin problema. Nuestras webs no la tienen porque no nos conocen”, como admite Leonor Torrijos, titular de La casa del tío Venancio, casas rurales y restaurante en Caracenilla (Cuenca).

Y es que, concluye Montoya, “somos una gran plaga y es insostenible que existan tantos alojamientos rurales, sobre todo si se quiere vivir de ello”. La clave, añade Torrijos, “está en distinguirnos”.

Año difícil

A consecuencia de ello es que, según indica Rey Freixo, el sector sigue viviendo “momentos muy difíciles. No es cierto que esté aumentando la demanda; sí es verdad que las fechas claves como puentes, verano, Semana Santa, Navidad, Fin de Año están teniendo una mejor demanda, pero no palían la caída de pernoctaciones el resto del año, que sigue bajo mínimos”. Para Tébar, “2015 va a seguir siendo un año difícil, con síntomas de una pequeña recuperación que ojalá sea importante”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.