Consejo de Ministros

Nace la marca Parques Nacionales de España

Luz verde al anteproyecto de Ley de Parques Nacionales

El Consejo de Ministros del 6 de septiembre ha dado luz verde al anteproyecto de Ley de Parques Nacionales que prevé crear una marca específica para estos espacios naturales. Las actividades de caza y pesca seguirán siendo incompatibles en estos enclaves pero se permitirá la navegación interna en el Parque Nacional de Monfragüe y el vuelo sin motor en el de Guadarrama.

Según ha informado el Gobierno, "los Parques Nacionales deben ser capaces de ofrecer ciertas formas de aprovechamientos y deben también abrir más su gestión a la sociedad. Para ello, la futura Ley prevé acciones para el desarrollo territorial como ayudas técnicas, económicas y financieras en las áreas de influencia socioeconómica de los parques, dentro de su ámbito de competencia, y conforme a las disponibilidades presupuestarias".

En este sentido, la futura ley "prevé el desarrollo de la marca 'Parques Nacionales de España' como un identificador común de calidad para estos espacios, que constituyen la muestra más representativa del patrimonio natural del país".

Ver también Segittur integrará el turismo de naturaleza en una sola web así como la nueva central de reservas online de los Parques Nacionales.

En la actualidad, los 15 Parques Nacionales ocupan una superficie de 380.983 hectáreas y acogen una gran riqueza de fauna y vegetación, las especies más emblemáticas del país.

Protección medioambiental

El texto, según el Gobierno, garantiza el adecuado estado de conservación y refuerza la coordinación entre el Estado y las comunidades autónomas encargadas de gestionar estos espacios, que cuentan con la máxima protección medioambiental.

Así, la caza, la pesca deportiva, recreativa y comercial, la tala con fines comerciales o la edificación seguirán estando prohibidas, con excepción de los controles de población de especies.

El texto aclara que el objetivo de estos enclaves es la "conservación de sus valores naturales y culturales" supeditando a este objetivo principal el resto de actividades como son su uso y disfrute, la sensibilización o la investigación.

De este modo, las actividades en estos territorios se clasificarán como "compatibles con su conservación; necesarias para la gestión o incompatibles".

Las primeras podrán seguir practicándose, las segundas serán protegidas por la administración del parque y las terceras deberán ser eliminadas.

Sin embargo, en el parque se podrán realizar acciones de control de poblaciones, "entendiendo esta actividad como necesaria para la gestión", por lo que la administración gestora podrá "programar y organizar actividades de control de poblaciones y de restauración de hábitats".

Igualmente, se podrán realizar acciones para ordenar las masas forestales y para erradicar especies exóticas de restauración de hábitats, siempre basándose en el "mejor conocimiento científico posible".

Otra actividad incompatible será el sobrevuelo a menos de 3.000 metros de altura, salvo autorización expresa o por causa de fuerza mayor. Sin embargo, una disposición adicional del borrador señala que "serán objeto de estudio" las actividades "tradicionales" de vuelos de aeronaves no impulsadas a motor en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Una particularidad más, que se recoge en una disposición adicional, es la modificación de la Declaración del Parque Nacional de Monfragüe, ya que, si bien de forma general no se podrá navegar en los parques nacionales, en este caso, la administración gestora podrá organizar actividades de navegación en el interior de las aguas del mismo, con la finalidad de difundir sus valores naturales en número y forma que resulte "plenamente compatible" con estos valores.

Localización de los Parques Nacionales. Fuente: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Click para ampliar imagen.Localización de los Parques Nacionales. Fuente: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Click para ampliar imagen.

Se subsana un vacío legal

Entre las novedades el proyecto de Ley subsana un "vacío legal" que es la posibilidad de intervención estatal en el caso de catástrofe ambiental o situaciones extraordinarias que pongan en peligro su riqueza natural.

En todo caso, esta declaración deberá efectuarla el presidente del Organismo Autónomo Parques Nacionales, bien por propia iniciativa o de las comunidades autónomas y, en cualquiera de los casos, con comunicación al Consejo de la Red Parques Nacionales.

Esta declaración de emergencia, por ejemplo en caso de incendios, supondrá la obligación de las autoridades competentes de movilizar medios humanos y materiales que se encuentren bajo su dependencia.

En esta línea, con el objetivo de asegurar su estado de conservación, el Estado se reserva la posibilidad de intervenir, con carácter excepcional, cuando disponga de datos que indiquen que un Parque Nacional se encuentra en un estado desfavorable y los mecanismos de coordinación no resultan eficaces para garantizar su conservación.

En este caso, según recoge el texto del Anteproyecto, de forma puntual, singular y concreta, se podrán aplicar las medidas y acciones indispensables para evitar daños irreparables en los sistemas  naturales del Parque Nacional.

Mayor coordinación

Además, se crearán dos órganos dedicados "específicamente" a desarrollar los principios de coordinación y colaboración.

La nueva ley crea una Comisión de coordinación; un comité de colaboración y coordinación que reunirá a todos los parques junto con los representantes de toda la Red de Parques, al tiempo que contempla la elaboración de un plan director de parques nacionales y la puesta en marcha de un Comité Científico que generalizará las funciones de asesoramiento técnico al conjunto de estos espacios.

Incorpora la posibilidad de ampliar Parques Nacionales ya declarados, con áreas marinas exteriores colindantes, algo que no recoge la normativa actual, así como la integración de los habitantes del entorno de los Parques y de los titulares de derechos en su interior.

Incluye el desarrollo sostenible del entorno de los Parques e introduce como novedad programas piloto que activen la economía sostenible de la zona y potencien el empleo verde.

Por otro lado, el anteproyecto es "muy exigente" con las características medioambientales y sociales que deben tener los territorios sobre los que se declaren nuevos parques nacionales, cuya superficie mínima requerida pasa de 20.000 a 25.000 hectáreas.

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Sergi7/09/2013 13:09:46

Existen 15 parques nacionales pero sólo la posibilidad de reservar en 13 de ellos?

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.