El secretario de Estado de Turismo considera que la competitividad de España ya está desvinculada del precio

El secretario de Estado de Comercio y Turismo, Francisco Utrera, manifestó ayer que los resultados del turismo en enero de 2004, así como de los últimos meses del año anterior, llevan a la consideración de que la competitividad de España como destino turístico "se está desvinculando del precio".

El secretario de Estado de Comercio y Turismo, Francisco Utrera, manifestó ayer que los resultados del turismo en enero de 2004, así como de los últimos meses del año anterior, llevan a la consideración de que la competitividad de España como destino turístico "se está desvinculando del precio". A juicio de Utrera, quien presentó ayer en conferencia de prensa el balance del turismo de enero pasado, el hecho de que la fortaleza del euro no haya tenido efecto negativo para la evolución de los mercados emisores británico y estadounidense apunta a que el precio ha dejado de ser el factor decisivo a la hora de viajar a España. En cambio, la competitividad de España se basa ya en su calidad como destino turístico, dijo Utrera, para quien, "estamos impregnando a nuestra oferta de un valor diferente al puro precio, lo que nos sitúa en una posición ventajosa respecto a nuestros competidores, cuyo éxito sí que está vinculado al precio". A pesar de que un euro fuerte encarece España como destino turístico, el Reino Unido sigue siendo desde varios meses su principal mercado emisor, con 782.000 turistas durante enero de 2004 (75.000 más), lo que supone un incremento del 10,7 por ciento respecto al mismo mes del año anterior. Además, fueron todos los destinos nacionales, a excepción de la Comunidad Valenciana, que se vieron beneficiados por este crecimiento, registrando incrementos interanuales más fuertes Cataluña, un 96 por ciento (84.382 británicos) -favorecido por las llegadas de compañías de bajo coste-, Andalucía, un 6 por ciento, Baleares, un 5,5 por ciento, y Canarias un 2,3 por ciento. Por su parte, el mercado estadounidenses continuó durante enero de 2004 la evolución positiva, con un aumento del 23,3 por ciento en relación al año anterior, seguido del portugués, con un 36,5 por ciento, y el italiano, con un 10,8 por ciento. En el polo opuesto, se encuentran Francia con un decrecimiento del 0,4 por ciento, lo que no le impide, sin embargo, ser el tercer mercado emisor hacia España, además de Suiza, Holanda y Bélgica, con descensos del 7,3, el 6,4 y el 4,1 por ciento respectivamente. Alemania fue el segundo mercado emisor más importante, con 477.000 turistas y un peso sobre el total de llegadas internacionales del 18,3 por ciento, registrando por primera vez desde el tercer trimestre de 1999 un período de cuatro meses consecutivos de subida, que en enero se situó en el 3,3 por ciento (15.000 turistas más). La comunidad más beneficiada por el crecimiento del mercado alemán fue Baleares, que registró una tasa interanual positiva del 21,9 por ciento, frente a la de Canarias que experimentó un descenso del 2,2 por ciento del número de alemanes. El número total de turistas internacionales (que pernoctan al menos una noche) que llegaron a España durante el mes de enero de 2004 fue de 2,6 millones, un 6,9 por ciento más que en 2002 (169.000 más), mientras que las llegadas de visitantes (que no pernoctan) computaron un total de 4,7 millones, un 9,2 por ciento más. En cuanto a vías de acceso, el 79 por ciento del total de llegadas, 2,1 millones, se realizó a través de aeropuertos, que registraron un crecimiento del 6,8 por ciento, en tanto que por carretera entró el 16,3 por ciento de los turistas del mes, 425.000, lo que representa un incremento del 9,7 por ciento, primer repunte positivo tras once meses de descensos, sólo interrumpidos por el efecto de la Semana Santa cambiante. En el apartado aéreo, Utrera destacó un "fortísimo" incremento, del 43,8 por ciento, de las llegadas realizadas a través de las compañías de bajo coste (448.000), que suponen una contribución del 57 por ciento al total del nuevo tráfico generado en enero hacia España. Por destinos, Canarias encabezó el ránking con 912.000 turistas, aunque su número se redujo en un 2,1 por ciento, seguida por Cataluña, que con 458.000 registró un crecimiento del 34 por ciento, y Andalucía, que después de cinco meses consecutivos de descensos interanuales interrumpió su racha con 357.000 turistas y un incremento del 1 por ciento sobre 2002. A continuación figuran la Comunidad Valenciana, que con 236.000 turistas sufrió un descenso del 1,4 por ciento, Madrid, que con 227.000 registró un intenso crecimiento interanual del 42,3 por ciento, y Baleares, adonde llegaron 145.000 turistas, un 9,5 por ciento más que en 2002. Según forma de organización, Utrera destacó el crecimiento interanual del 12,5 por ciento del viaje individual, sin paquete turístico, que supuso en enero el 50,9 por ciento del total, lo que, aparte de la tendencia general internacional, en caso de España está vinculado a una "altísima fidelización", el 75 por ciento de los turistas dicen repetir cuatro o más veces su estancia en España. Para impulsar la antelación de las reservas, la Administración prevé lanzar, en colaboración con touroperadores y los propios destinos, una campaña publicitaria, que empezará por Baleares, aunque "estamos abiertos al resto de los destinos nacionales", y que consiste en un sorteo público de 1.000 a 2.000 viajes gratuitos entre aquellos turistas que ya han efectuado su reserva al archipiélago balear. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.