El acuerdo entre la UE y China mejora las posibilidades del mercado emisor asiático

El acuerdo firmado el 12 de febrero entre la UE y las autoridades chinas, que sienta las bases para la simplificación de concesión de visados a grupos de turistas provenientes de ese país, supone que China se convierta en el cuarto mercado emisor de turistas del mundo. La Organización Mundial de Turismo (OMT) prevé que al menos 100 millones de chinos puedan viajar en los próximos años fuera de sus fronteras, e indicaron a EFE que en el 2003 se han contabilizado 20 millones de turistas provenientes de China.

El acuerdo firmado el 12 de febrero entre la UE y las autoridades chinas, que sienta las bases para la simplificación de concesión de visados a grupos de turistas provenientes de ese país, supone que China se convierta en el cuarto mercado emisor de turistas del mundo. La Organización Mundial de Turismo (OMT) prevé que al menos 100 millones de chinos puedan viajar en los próximos años fuera de sus fronteras, e indicaron a EFE que en el 2003 se han contabilizado 20 millones de turistas provenientes de China. Las mismas fuentes consideran también a China como un gran mercado receptor, dado que "ha sido un país bastante cerrado que se está abriendo ahora, cada vez más, al mercado exterior". Un total de doce países europeos, todos los de la UE menos Reino Unido, Irlanda y Dinamarca, han recibido por parte de las autoridades chinas el Estatus de Destino Aprobado (EDS), protocolo que implica que las autoridades chinas se comprometen a facilitar el regreso de sus ciudadanos que prorroguen ilegalmente su estancia en el país de destino más allá del tiempo permitido por el visado. En el caso de España, la llegada de turistas chinos durante el último año, y según las cifras barajadas por la Secretaria de Estado de Turismo, apenas alcanzó las 20.000 personas. Las fuentes del sector consultadas por EFE indicaron que se prevé un aumento de turistas chinos para determinadas zonas españolas, sobre todo del sur, con prácticamente el doble de llegadas para finales del 2004. "El gran problema con el que nos enfrentamos ahora", indicaron las fuentes consultadas, "es la inexistencia de vuelos directos regulares entre España y China". Ni Iberia ni Spanair contemplan a corto ni a medio plazo la conexión España-China, y únicamente Air Europa ha anunciado la posibilidad de comenzar con vuelos entre Madrid y Peking a partir de la primavera-verano de este año. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.