Diario 5427 14.11.2018 | 06:01
Hosteltur: Noticias de turismo
Hoteles ‘social media friendly’

La clave del éxito en redes sociales: productos susceptibles de ser compartidos

Los hoteles están llamados a jugar un papel importante en este cambio de comportamiento del consumidor 18 febrero, 2015

Los Millennials, más que cualquier otra generación anterior, buscan un entorno auténtico, original y ‘social media friendly’ en sus viajes. Por ello la clave del éxito del marketing online, especialmente en redes sociales, reside en disponer de productos susceptibles de ser compartidos, como revelan los expertos. No en vano los hoteles han convertido los selfies en experiencia vacacional y promoción, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo.

Los hoteleros de todo el mundo son conscientes de la importancia de las redes sociales, importancia que continuará creciendo. Otra tendencia creciente es la de presumir online en comunidades como Facebook, Twitter o Foursquare. Básicamente, la gente necesita mostrar a sus “amigos” dónde están, qué están haciendo, comiendo, bebiendo, mirando, etc. Sí, las redes sociales están convirtiendo nuestro mundo en una gran competición de status entre individuos.

Plataformas de imágenes como Pinterest te permiten convertirte en una persona creativa y construir tableros online de las imágenes más bonitas y originales. Sin moverte del sofá puedes rediseñar tu casa en tu cabeza o planificar tus vacaciones de ensueño. Es como un ejercicio de simulación virtual que te ofrece la sensación de ser un artista en toda regla.

Para compartir una imagen el producto u objeto en cuestión ha de reunir todas o muchas de estas características: moderno, funky, cool, auténtico, tradicional, básico, real, lujoso, o simplemente diferente.

La clave reside en ofrecer productos visuales y servicios originales que impulsen al cliente a compartir su experiencia. #shu#La clave reside en ofrecer productos visuales y servicios originales que impulsen al cliente a compartir su experiencia. Imagen Shutterstock

El hotel tiene que ser único en ambiente, estilo, diseño, servicio al cliente, tecnología, protección del medio ambiente, responsabilidad social y una larga lista de otros elementos. También ha de ser diferente para el cliente en términos de experiencia. Necesita tener detrás una historia que merezca ser compartida, que merezca la foto, hacer fotos de sus instalaciones que luego sean subidas a la web y vistas por otros, que a su vez seguirán compartiéndolas.

Los hoteles están llamados a jugar un papel más importante en este cambio de comportamiento del consumidor, porque de hecho demasiados fracasan por el enfoque habitual de anuncio-venta que aplican a su base de fans en Facebook. El juego realmente no se centra en (pagar por) cantidad, sino en calidad, lo que lleva orgánicamente a un mayor alcance.

Experiencia del cliente

Los hoteles deben centrarse en la experiencia del cliente, creando un ambiente especial de manera que el producto le anime a hacer sus propias fotos, ya que muy pocos subirán a sus perfiles las imágenes perfectas de la web del hotel.

El diseño y el estilo de los hoteles que lo han conseguido son tan cautivadores que los blogueros apasionados por el diseño escriben sobre ellos y sus imágenes se comparten una y otra vez en los tableros de Pinterest. Pero no es sólo una cuestión de imagen: el servicio al cliente también ha de ser original, de manera que empuje a la gente a escribir sobre sus experiencias en Twitter y Facebook.

De este modo no es necesario animar a la gente a dar al “me gusta”, convertirse en seguidor o compartir, sino que el producto en sí ofrece una oportunidad natural a los consumidores para compartir y mostrar.

Hoteles ejemplo

Algunas cadenas han avanzado mucho en este sentido, como Palladium Hotel Group, que apuesta por la tecnología wearable en el Ushuaïa y el nuevo Hard Rock. Así, sus “pulseras inteligentes” o VIB (Very Important Bracelet) son codificadas según las preferencias del cliente y permiten desde la apertura de habitaciones y el check-out express, hasta el registro del usuario en sus perfiles de Facebook o Twitter para hacerse fotos y compartir contenido, así como el pago con PIN a cuenta o vía tarjeta de crédito.

O Meliá Hotels International, que ha convertido a su Sol Wave House en el primer Twitter Experience Hotel del mundo.

Otros han cuidado su diseño, utilizando conceptos innovadores para ser recogidos en blogs relevantes o en revistas. Enfocándose en su público objetivo, el mercado liderado por las redes sociales es clave para aquellos nacidos para hacer fotos, selfies y compartirlas.

Hay por tanto que dejar atrás las habitaciones y lobbies estándar. No hay nada peor, según los expertos, que despertarse en un hotel y no saber en qué ciudad estás porque todas las habitaciones son iguales.

Los hoteles deberían atender esa creciente necesidad de compartir de los clientes, ofreciéndoles esa experiencia que les empuje a ello, darles a los selfie-adictos lo que quieren.

La información de referencia se encuentra disponible en Tnooz.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.