Unos 262.000 euros por habitación

Construir un hotel de 5 estrellas cuesta el doble que uno de 4

Construir un hotel de 5 estrellas en España supone una inversión media de 262.000 euros por habitación, el doble que uno de 4 estrellas, con135.000 euros, y el triple que un alojamiento de 3 estrellas, cuyo promedio se sitúa en 89.000 euros, según el informe 'Mercado Hotelero 2014', elaborado por la consultora inmobiliaria Tinsa.

El estudio, que realiza una radiografía del sector a partir de la valoración 2.700 establecimientos -casi el 35% del total de los existentes- señala que los hoteles de una y dos estrellas requieren de una inversión media de entre 70.000 y 76.000 euros por habitación.

Estos cálculos tienen en cuenta el coste del suelo, de la construcción y de otros gastos asociados, así como la compra del mobiliario, maquinaria y enseres.

Según este análisis, un hotel de máxima categoría requiere casi el doble de inversión que uno de cuatro hoteles, pese a contar con un número similar de habitaciones por establecimiento (140 frente a una media de 130).

Un hotel de 5 estrellas genera un promedio de 29.600 euros anuales por habitación, el doble que los 14.800 euros de un alojamiento de cuatro estrellas, según Tinsa.

"Únicamente en la categoría de cinco estrellas se observa un importante crecimiento del porcentaje de ocupación en 2014 (un 62% por plaza), muy por encima de los niveles anteriores a la crisis", señala el informe, que incide en que el resto de categorías aún no ha alcanzado los niveles de hace siete años.

Un 5 estrellas cuesta 262.000 euros por habitación. #shu#.Un 5 estrellas cuesta 262.000 euros por habitación. Imagen Shutterstock.

Rentabilidad condicionada al aumento de la demanda

De acuerdo con los datos recogidos en este informe, el ingreso medio por habitación disponible (RevPar) es de 117 euros en un establecimiento promedio de 5 estrellas y de 60 euros en uno de cuatro, frente a unos ingresos por habitación en alojamientos de una estrella (27 euros), dos estrellas (37 euros) y tres estrellas (47 euros).

El nivel de RevPar inició su recuperación en 2009 y de forma significativa a partir de 2012, para incrementarse un 7% interanual hasta situarse en los 44,1 euros.

"Esta evolución se debe principalmente a la optimización de costes. Si no aumenta la demanda turística para los próximos ejercicios, el posible aumento de la rentabilidad estará condicionado a nuevos ajustes de costes", apunta el informe de Tinsa.

Ingresos variables

De esta forma, el salto entre las categorías 4 y 5 estrellas es "importante en términos de rentabilidad", ya que el resultado de explotación (ingresos menos gastos) de 8.200 euros anuales por habitación se va incrementando en 2.000 euros por cada categoría que se mejora.

En cuanto a la procedencia de los ingresos, varían también en función de la categoría. El 46% de los ingresos totales anuales por habitación provienen del área de alimentación y bebidas) en los alojamientos de una estrella, frente al 53% del alojamiento.

Por contra, en los de 4 y 5 estrellas los ingresos por alojamiento suponen el 55%, por alimentos/bebidas el 35% y otros aportan el 10% de los ingresos por habitación, frente al 1% en establecimientos de una estrella.

El parque actual de hoteles ha pasado de 6.900 establecimientos en 2007 a los 7.840 alojamientos en 2014, según datos del Instituto de Estadística Nacional (INE), un 13,6% más. Así las cosas, Tinsa concluye que pese a los siete años de crisis, el número de establecimientos y plazas hoteleras no ha dejado de crecer año tras año.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.