Más de 7 millones de turistas se alojaron en la Comunidad Valenciana en 2003, un 11,2% más

Más de siete millones de personas se alojaron en instalaciones turísticas de la Comunidad Valenciana en 2003, lo que representa un incremento del 11,2 por ciento e implica un cambio de tendencia respecto al año anterior, caracterizado por una desaceleración de la actividad turística.

Más de siete millones de personas se alojaron en instalaciones turísticas de la Comunidad Valenciana en 2003, lo que representa un incremento del 11,2 por ciento e implica un cambio de tendencia respecto al año anterior, caracterizado por una desaceleración de la actividad turística. Fuentes de la Cámara de Comercio de Valencia indicaron que estos datos han sido obtenidos de las encuestas realizadas por el Instituto Nacional de Estadística. Los turistas alojados realizaron un total de 34,5 millones de pernoctaciones en el conjunto de instalaciones (hoteles, cámpings, casas rurales y apartamentos), con un incremento del 3,3 por ciento respecto al año anterior. Este porcentaje es inferior al registrado por el número de visitantes pero mejora con respecto al estancamiento registrado en 2002, según las fuentes. Los datos de 2003 confirman la reactivación de la actividad turística en la Comunidad Valenciana tras "la fase de desaceleración registrada el año anterior". La estancia media de los turistas se ha reducido y se situó por debajo de los cinco días, con el consecuente descenso del gasto medio del turista que visita la Comunidad Valenciana. El número total de viajeros fue de 7.011.245, de los que 4.606.099 fueron nacionales (un 14 por ciento más) y 2.405.146 extranjeros (un 7,5 por ciento más), por lo que la Cámara de Comercio achaca al colectivo de turistas nacionales el mayor dinamismo de la actividad turística. A pesar del menor crecimiento del turismo extranjero, éste ha sido positivo, contrastando con el estancamiento mostrado a nivel nacional (0,7%), debido a la caída del turismo extranjero en Baleares y Canarias, altamente dependientes de este tipo de turistas. En comparación con la media nacional, el sector turístico valenciano ha experimentado un mayor ritmo de crecimiento, ya que en España el número de viajeros se incrementó un 3,4 por ciento y las pernoctaciones un 1,4 por ciento. Según la Cámara, "estos datos ponen de manifiesto la fortaleza y mayor consolidación del sector turístico de la Comunidad Valenciana dentro del mapa turístico español, tendencia que se viene produciendo en los últimos años, a pesar del marco de incertidumbre internacional y debilidad económica europea de los dos últimos años". Las fuentes señalaron que el posicionamiento del sector turístico valenciano en los últimos años ha sido posible gracias a la política de diversificación de la oferta turística con respecto a la tradicional de sol y playa (turismo de negocios, cultural y rural), la desestacionalización, el aumento de la cantidad y calidad de las instalaciones y nuevos atractivos turísticos como la Ciudad de las Artes y las Ciencias y parques temáticos. El aumento de la actividad se ha producido sobre todo en los establecimientos hoteleros y los alojamientos rurales, y en menor medida, en cámpings, mientras que los apartamentos turísticos han registrado un retroceso significativo. El turismo rural está en un período de fuerte expansión, tanto en lo que respecta a la oferta (las plazas ofertadas aumentaron un 25 por ciento), como a la demanda, aunque el grado de ocupación por plazas se mantiene en unos niveles muy bajos del 15 por ciento e inferiores a la media nacional (20%). En la provincia de Valencia también se experimentó una notable reactivación, con un crecimiento del 14,6 por ciento en el número de turistas alojados en los diferentes tipos de establecimientos. Respecto a los precios, en la Comunidad Valenciana experimentaron en los meses de temporada alta -julio, agosto y septiembre- una significativa aceleración de las tasas de crecimiento interanual, debido al estancamiento de los precios en los mismos meses de 2002 y al dinamismo de la demanda, muy superior a la media española. En los últimos meses del año, el crecimiento de los precios hoteleros ha vuelto a moderarse, llegando incluso a situarse por debajo de la media española (en diciembre crecieron un 0,9 por ciento). 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.