Diario 5354 20.08.2018 | 10:43
Hosteltur: Noticias de turismo

DRV advierte sobre el aumento de costes en Egipto y reclama que se aplace la subida de impuestos

27 mayo, 2004
La Federación Alemana de Agencias de Viaje y Turoperadores (DRV) ha remitido una carta al ministro de Turismo egipcio, Mamdouh El Beltagui, donde expresa su preocupación ante el aumento de impuestos que piensa aplicar al sector el Gobierno egipcio. Entre los planes del Gobierno egipcio se halla aumentar en un 5% el impuesto que aplica a las ventas en julio y a partir de octubre incrementar la tasa de salida que se paga por cada pasajero, y que actualmente es de siete euros.
La Federación Alemana de Agencias de Viaje y Turoperadores (DRV) ha remitido una carta al ministro de Turismo egipcio, Mamdouh El Beltagui, donde expresa su preocupación ante el aumento de impuestos que piensa aplicar al sector el Gobierno egipcio. Entre los planes del Gobierno egipcio se halla aumentar en un 5% el impuesto que aplica a las ventas en julio y a partir de octubre incrementar la tasa de salida que se paga por cada pasajero, y que actualmente es de siete euros. Gunter Ihlau, presidente del comité de Turismo exterior de DRV, y Leonhard Reeb, gerente de la organización, alertan al ministro de que estos anuncios pueden afectar a la competitividad del destino, que contaba con mucho éxito en Alemania, y reclaman que medie ante su gobierno para aplazar el aumento y si esto no es posible, aplicarlo de una manera paulatina para que perjudique lo mínimo al sector. La ley alemana prevé un plazo de cuatro meses para la aplicación de cambios en precios ya fijados en paquetes turísticos, por lo que una puesta en marcha inmediata del aumento de impuestos tendría su efecto en los mayoristas germanos, que deberían asumir los costes extra y luego subir los precios para la próxima temporada de invierno. Los representantes de la patronal alemana consideran que esto "no interesa a una economía turística emergente como es la egipcia", pudiéndose convertir los previstos aumentos de recaudación en futuras disminuciones de ingresos. Egipto podría perder un millón de visitantes extranjeros en la temporada veraniega, casi la quinta parte del total anual, si las autoridades aplican la nueva subida de impuestos al turismo, han advertido empresarios del área. El polémico aumento de las tasas a las actividades turísticas fue presentado por el ministro de Finanzas, Medhat Hasanein, en una sesión del Parlamento egipcio, celebrada el pasado 17 de mayo, y ya ha comenzado a aplicarse desde el pasado día 23. Por otro lado, impone un alza de un 25 por ciento, con un límite máximo de 300 libras (48 dólares) en los precios de los billetes de primera clase, y 150 libras (24 dólares) en los pasajes de clase turista, además de un aumento de 5 a 50 libras egipcias (ocho dólares) como tasa de salida. Estos nuevos impuestos no serán pagados aparte por el turista, sino que serán reflejados en el precio final de la comida, la habitación hotelera o el billete de avión. Expertos del sector alegan que la resolución se produce en un momento en que el turismo en Egipto registra una recuperación después del serio retroceso registrado en los últimos años debido a los atentados suicidas del 11 de septiembre, la "intifada" (levantamiento) palestina y la guerra en Irak. "En caso de que estos impuestos sigan siendo aplicados, nuestra temporada turística va a perder, al menos, un millón de turistas; justo ahora cuando el año pasado nos acercábamos a la cifra récord de seis millones de visitantes extranjeros", indicó el presidente de la Cámara Egipcia de Hoteles, Fathi Nur. Nur recordó que anteriores tributos como el de las fiestas celebradas en hoteles impactaron negativamente en el sector, ya que las celebraciones disminuyeron de forma considerable, porque los turistas árabes prefirieron realizarlas en Beirut, la capital libanesa. Por su parte, Ahmed al Jadem, director de la Unión de las Cámaras del Turismo (UCT), advirtió de que los hoteles se verán obligados a despedir o disminuir en una quinta parte sus 270.000 trabajadores -especialmente los temporales- y bajar los salarios y los gastos en publicidad para aliviar costos y mantener al mismo tiempo un margen de ganancias. Advirtió, además, que dichas tasas no contribuirán a aumentar los ingresos del Estado provenientes del turismo, como sostienen las autoridades, sino a disminuirlos como mínimo en un diez por ciento. "El momento en que se dispuso esta alza es mortal porque va a afectar al cliente de verano -estación que está a las puertas- como el español, el portugués y el italiano, que es de un tipo especial porque siempre prefiere los precios bajos", declaró, Elhamy al Zayat, presidente de la UTC. Otras fuentes exhortaron a las autoridades a reconsiderar la medida, ya que el turismo, junto al Canal de Suez, constituyen las principales fuentes de divisa extranjera en Egipto. "Nosotros indudablemente aceptamos cualquier medida que tenga como objetivo el desarrollo de los recursos del Estado, siempre y cuando esta se aplique de manera gradual y no repentinamente como se hizo", subrayó Zayat. "Tenemos contratos con agencias de viajes internacionales contraídos en febrero y marzo pasados y que se extienden hasta el próximo año. ¿Quién va a afrontar la diferencia de precios, las compañías o los hoteles? ", se preguntó el jefe del UTC. Advirtió que la alza los ponía entre la espada y la pared porque los precios ya están anunciados en internet en todos los países del mundo, y ahora "un aumento repentino en los precios tendrá un efecto nefasto en la perdida de credibilidad externa en el turismo egipcio". El representante para Egipto de la compañía aérea española Iberia, Luis Sedera, dijo a EFE que, aunque sabía que las autoridades egipcias estudiaban un alza, "me vi sorprendido por la rapidez con que la dispusieron" y adelantó que van a aplicar el alza de inmediato. Por su parte, el director comercial de la Compañía Egipcia de Aviación "EgyptAir", Mohamed Munir, anunció el lunes pasado que estudian aumentar, a partir del próximo junio, entre un 10 y un 15 por ciento los precios de los billetes de los vuelos al extranjero, y ello solo para paliar las subidas en el precio del combustible. Munir puntualizó que el aumento dispuesto no tenía nada que ver con las nuevos gravámenes ratificados por el Parlamento egipcio, por lo que no descartó nuevos aumentos del precio de los billetes en un futuro no lejano. (HOSTELTUR) (redaccion@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.