El Aimia Hotel, de Mallorca, abre sus puertas tras haber sido completamente reformado

El Aimia Hotel, un establecimiento de 4 estrellas ubicado en el Port de Sóller, en Mallorca, acaba de ser reinaugurado después de haber permanecido cerrado durante un año para ser completamente renovado. El nuevo hotel, propiedad de la familia Alcover, constituye un ejemplo del relevo generacional que se está produciendo en gran parte del sector hotelero balear, cuyo denominador común está siendo, en muchos casos, una clara apuesta por la mejora de la calidad y por la diversificación de mercados y clientes.

El Aimia Hotel, un establecimiento de 4 estrellas ubicado en el Port de Sóller, en Mallorca, acaba de ser reinaugurado después de haber permanecido cerrado durante un año para ser completamente renovado. El nuevo hotel, propiedad de la familia Alcover, constituye un ejemplo del relevo generacional que se está produciendo en gran parte del sector hotelero balear, cuyo denominador común está siendo, en muchos casos, una clara apuesta por la mejora de la calidad y por la diversificación de mercados y clientes. El antaño hotel Edén Park, construido en 1974 por la familia Alcover, dueños también, hasta el año pasado, del hotel Edén, del Port de Sóller, ha sido el elegido por estos empresarios mallorquines para protagonizar el relevo generacional de la familia, y apostar por la continuidad del negocio, pero con un enfoque diferente. Según el director del nuevo Aimia Hotel, Sebastián Alcover, "nuestro objetivo es capitalizar la experiencia que hemos acumulado durante todos estos años, sobre todo en lo que respecta a servicio y atención al cliente, y dotarla de un nuevo envoltorio, caracterizado por un diseño vanguardista y por la más avanzada tecnología". Además, agrega, "con el fin de diversificar nuestro producto y captar una clientela más amplia, tanto por mercados emisores, como por segmento de negocio, y de mayor poder adquisitivo, hemos querido potenciar los aspectos gastronómico, de salud y belleza y de reuniones, 3 elementos que, en el Siglo XXI, no pueden faltar en ningún hotel de categoría como el nuestro". Aimia, hotel que nace bajo el signo de la suerte al tener un nombre voluntariamente capicúa, y que está marcado por la tradición mallorquina que lo inspira, dándole el significado de "mujer amada", es un establecimiento pensado, diseñado y erigido teniendo en cuenta hasta el más mínimo detalle. Bajo la batuta del estudio Gabriel Santos cada componente encuentra su sitio. Tanto sus 43 habitaciones (de ellas 8 dobles, 34 dobles superiores y 1 junior suite) como las principales zonas nobles del hotel, respiran líneas sobrias a la par que elegantes, y materiales nobles que combinan magistralmente madera, hierro, piedra y cristal. El máximo confort, y unas vistas increíbles a elegir entre el mar y la montaña, o incluso pudiendo disfrutar en alguna ocasión de ambas, sirven de telón de fondo a un ambiente donde la modernidad preside todo: tecnología inalámbrica Wi-Fi, que permite acceder a Internet desde cualquier punto de las habitaciones y terrazas, o desde la planta baja, y televisores LCD con INOUT TV -conexión a servidor de vídeo a la carta y múltiples servicios informáticos-, son algunos ejemplos de ese aire innovador que marca una descarada transición entre el pasado y el futuro. (HOSTELTUR) (redacción@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.