El Ayuntamiento de Barcelona quiere consenso para tasa turística por pernoctación

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, ha dicho que no descarta la implantación "por consenso" de una "tasa turística" por pernoctación y ha señalado que en breve se reunirá con los hoteleros, "que son los únicos que no la quieren". El también vicepresidente de Turismo de Barcelona, que participó ayer en el Primer Foro Hotusa, ha insistido en que para implantar esta "tasa turística" se necesita "suficiente consenso" y ha pedido que no se tengan "posiciones numantinas". Ha insistido en que no se hará "si no llegamos a un acuerdo con los implicados" y ha reiterado además que "todo el mundo es favorable, excepto los hoteleros". El responsable de turismo del Ayuntamiento de Barcelona ha dicho que si, por ejemplo, se recoge un euro por pernoctación, se recaudarían más de 10 millones de euros anuales, "que me comprometo a invertirlos en el sector".

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, ha dicho que no descarta la implantación "por consenso" de una "tasa turística" por pernoctación y ha señalado que en breve se reunirá con los hoteleros, "que son los únicos que no la quieren". El también vicepresidente de Turismo de Barcelona, que participó ayer en el Primer Foro Hotusa, ha insistido en que para implantar esta "tasa turística" se necesita "suficiente consenso" y ha pedido que no se tengan "posiciones numantinas". Ha insistido en que no se hará "si no llegamos a un acuerdo con los implicados" y ha reiterado además que "todo el mundo es favorable, excepto los hoteleros". El responsable de turismo del Ayuntamiento de Barcelona ha dicho que si, por ejemplo, se recoge un euro por pernoctación, se recaudarían más de 10 millones de euros anuales, "que me comprometo a invertirlos en el sector". La tasa que los turistas pagarían por pernoctar en la ciudad y que se cobraría en los hoteles sería de usos finalistas y estaría dedicada a incrementar la promoción de la ciudad, sobre todo a nivel intercontinental. Según Portabella, la tasa tendría, además, un "efecto de compensación" sobre los ciudadanos de Barcelona, porque algunos tienen la sensación de que el incremento del turismo supone que la gente que llega de fuera utiliza los servicios de los ciudadanos y no aporta nada a la ciudad, a pesar de que no es así. "Es un elemento de compensación sociológica", ha dicho Portabella, quien ha señalado que decir que a Barcelona vendrá menos gente si hay una tasa turística "no es razonable", porque hay ciudades como París que la tienen y siguen teniendo turismo. Además, ha señalado que hay que intentar tener más dinero sin sobrecargar al ciudadano y que "no es una mala idea" porque las ciudades necesitan mejorar su financiación. Sobre la petición hecha ayer por el Gremio de Hoteleros de Barcelona, que se mostró en contra de la imposición de tasas al turista, para que las instituciones inviertan un 50% más en la promoción turística de la ciudad, ha señalado que la "metodología de pedir más" es de otra época. Portabella ha explicado que el Ayuntamiento aporta más dinero que la Cámara de Comercio -ambos forman parte del consorcio Turismo de Barcelona- y que no se pueden declinar responsabilidades "cuando tú también formas parte del sector. Se trata de buscar acuerdos y soluciones conjuntas". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.