Diario 5326 19.07.2018 | 06:27
Hosteltur: Noticias de turismo

Los 18 hoteles de Iberostar en Mallorca reducen levemente márgenes de beneficios este año por estancamiento de precio

3 noviembre, 2004
Los 18 hoteles de Iberostar en Mallorca cerrarán 2004 con un balance "muy parecido" al del año pasado, debido al "comportamiento muy similar" de la actividad turística, aunque registrarán una "ligera caída de los márgenes de beneficios" derivado del estancamiento en los precios y el aumento de costes, según informó a Europa Press el consejero delegado de Iberostar Hotels & Resorts, José Antonio González.
Los 18 hoteles de Iberostar en Mallorca cerrarán 2004 con un balance "muy parecido" al del año pasado, debido al "comportamiento muy similar" de la actividad turística, aunque registrarán una "ligera caída de los márgenes de beneficios" derivado del estancamiento en los precios y el aumento de costes, según informó a Europa Press el consejero delegado de Iberostar Hotels & Resorts, José Antonio González. La cadena mallorquina mantendrá abiertos diez meses este año siete de sus hoteles en la isla (4 en Playa de Palma, uno en Cala Millor y dos en Alcudia), el mismo número que en años anteriores, según señaló González, que advierte que "Mallorca no se puede desestacionalizar", porque "no hay suficiente mercado". "Por mucho que hagamos y ofrezcamos es realmente difícil crear nichos suficientes para llevarlos a todos los hoteles de la isla. El turismo cultural o el de golf te puede ayudar, pero son unas cuantas pernoctaciones más al final", sostiene. El consejero delegado de la sección hotelera del grupo Iberostar expresó su posición contraria a mantener la previsión de construir 180.000 viviendas que contempla el Plan Territorial de Mallorca y pide un mayor control sobre el turismo residencial "ilegal" que aflora en la isla. "El poco control sobre la vivienda residencial es lo que ha llevado a esto. La construcción es un sector que ofrece riqueza, pero a corto plazo, y estamos viendo cómo sectores de los que vivimos, como el turístico, se están cayendo", explicó. En su opinión, las constructoras de las islas deben orientar su inversión a la obra pública y a la reconversión de edificios y zonas degradadas, y no "a la depredación aún más del territorio", con la ampliación de suelo urbanizable para residencial. En este sentido, se mostró partidario de la reconversión de hoteles obsoletos en viviendas para que la oferta no reglada existente deje de "canibalizar" a la planta hotelera. "La ecuación es viajo en 'low cost', me alojo en apartamento de mi amigo, igual, tengo vacaciones en Mallorca. De alguna forma, habrá que controlar esto", subrayó González, quien instó a los sindicatos a respaldar esta propuesta del Plan Territorial por la sobreoferta de plazas existente en la isla derivada del turismo residencial. "Los sindicatos se oponen, pero el hotel sigue perdiendo ocupación. Cuando antes lo asumamos será mucho menos traumático que si esperamos que se nos estalle en las manos", ahondó. Sobre las críticas de los sindicatos a los hoteleros por inversiones en otros países, señala: "Lo que no podemos hacer es decidir que no vamos a ningún sitio, porque los hoteles se seguirán abriendo en el Caribe y en el Mediterráneo, con nuestra marca o no". González explica que a los hoteleros y touroperadores "les interesa que Mallorca vaya bien porque hay mucho dinero invertido", pero advierte que la isla ha perdido competitividad con algunos destinos, que tienen costes entre un 20 y un 40 por ciento más bajos. "Esta realidad hay que asumirla y la forma es que las instituciones sean capaces de reducir la oferta no reglada u oferta ilegal de camas existente, se reconviertan hoteles obsoletos que no tienen vía de continuidad, se arreglen los hoteles y también los destinos", señaló. En esta línea, subrayó la necesidad de que algunos destinos degradados de Mallorca, como la Playa de Palma, sean arreglados. "Si tú tienes tu hotel perfecto, con un hall y la cocina bonitos, si inviertes en calidad, pero el destino está degradado, te arrastra hacia abajo", comentó. "Si sobran camas, si están obsoletas, si los destinos también, no podemos quedarnos con los brazos cruzados y habrá que centrarse", advirtió.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.