Diario 5327 19.07.2018 | 23:43
Hosteltur: Noticias de turismo

El sector mallorquín de la restauración cierra la temporada 2004 con balance negativo

8 noviembre, 2004
Las patronales del sector de la restauración de Mallorca coincidieron en hacer un balance moderadamente negativo de los resultados de la última temporada turística, expresaron su inquietud por la proliferación del "todo incluido" y anunciaron medidas conjuntas para recuperar la productividad de los negocios.
Las patronales del sector de la restauración de Mallorca coincidieron en hacer un balance moderadamente negativo de los resultados de la última temporada turística, expresaron su inquietud por la proliferación del "todo incluido" y anunciaron medidas conjuntas para recuperar la productividad de los negocios. En declaraciones a EFE, Juan Miralles, presidente de la Asociación de Restauración de Pimem, que agrupa a 1.800 pequeños empresarios, aseguró que, en líneas generales, los ingresos descendieron en junio y julio y se mantuvieron igual que en el 2003 durante el agosto, septiembre y octubre. Su homólogo de la Asociación Empresarial de Restauración de Caeb, Antoni Mas, cuya organización cuenta con 900 asociados, apuntó notables diferencias entre distintas zonas y afirmó que la bajada de la actividad de bares, cafeterías y restaurantes puede rondar el 20 por ciento en comparación con el año pasado. Ambos subrayaron los notables perjuicios que la modalidad de comercialización de todo incluido acarrean a su sector y al resto de la llamada "oferta complementaria". "Prácticamente un 10 por ciento de las plazas son de hoteles que hacen el 'todo incluido' y se prevé que al año que viene aumente", señaló Miralles, que reconoció que, en contra de sus deseos, la Administración no puede impedir que esta modalidad turística se extienda. "Estamos en manos de los tour operadores", lamentó en este sentido. Mas también consideró "inevitable" que se responda a la demanda de los viajeros que quieren "todo incluido", pero destacó la necesidad de "que se regule para que sea de calidad, que no se apunte cualquier hotel por salvar el pellejo, como ha estado ocurriendo". Ante esta situación, la Asociación Empresarial de Restauración y su homóloga de Pimem estudian conjuntamente medidas promocionales para incentivar a los visitantes a que conozcan la oferta culinaria de Baleares. Entre las iniciativas que las dos agrupaciones empresariales analizan, según explicó Miralles, está la promoción a través de internet, puesto que cada vez mayor número de turistas organizan sus viajes usando este canal de información. "Cuanta más variedad de producto turístico tengamos, mejor", aseguró el dirigente patronal, que se refirió a la posibilidad de crear y publicitar rutas gastronómicas y adelantó que podría instituirse la figura del "restaurante rural" como eje de una estrategia de potenciación de las "tradiciones gastronómicas" "Veo muy buena actitud por parte de la asociación de Caeb y nosotros también estamos muy decididos", afirmó Miralles respecto a las negociaciones para poner en marcha conjuntamente estas y otras iniciativas. Mas también se refirió al proyecto de volver a realizar "jornadas gastronómicas en el exterior", actividades que hace años que no se programan pero "que dieron resultados muy buenos". El dirigente empresarial, al igual que su colega, destacó que un instrumento fundamental para que la restauración mallorquina siga siendo atractiva para los turistas y realce la oferta de la isla como destino es la buena formación de los profesionales del sector. En esta línea, los dos aseguraron que sus organizaciones incrementarán sus campañas entre los empresarios y las ofertas de cursos de formación y reciclaje para los empleados en el marco del plan de calidad que desarrollan en consonancia con el Govern.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.