Diario 5324 17.07.2018 | 02:35
Hosteltur: Noticias de turismo

Barceló invertirá 30 millones en construir un hotel de lujo en un barrio marginal de Barcelona

11 noviembre, 2004
El grupo mallorquín Barceló invertirá 30 millones de euros en la construcción de un hotel de lujo en el barrio marginal Raval de Barcelona, que estará listo en 2007, fruto del acuerdo alcanzado esta semana entre el Ayuntamiento y el promotor, que se ubicará en una 'isla' con la Filmoteca de Cataluña, oficinas y viviendas de protección oficial.
El grupo mallorquín Barceló invertirá 30 millones de euros en la construcción de un hotel de lujo en el barrio marginal Raval de Barcelona, que estará listo en 2007, fruto del acuerdo alcanzado esta semana entre el Ayuntamiento y el promotor, que se ubicará en una 'isla' con la Filmoteca de Cataluña, oficinas y viviendas de protección oficial. El hotel, que la compañía espera comercializar como de cinco estrellas, dispondrá de 190 habitaciones y tendrá forma de elipse, diez plantas y 38 metros de altura. El diseño ha corrido a cargo del catalán Pere Puig, pero la construcción la acometerá el estudio mallorquín CMV, que cuenta entre sus obras con el estadio Son Moix. Según explica Jaume Serra, director del Barceló-Sants y responsable del proyecto, el hotel se llamará Barceló Rambla del Raval y será el buque insignia del barrio, enmarcado en un proyecto ambicioso del Ayuntamiento de Barcelona en la zona, la 'Illa de la Rambla del Raval', un lugar donde se ubicará la Filmoteca, las oficinas de UGT y el depósito central de la red de recogida neumática de basuras del barrio, según una información aparecida hoy en 'La Vanguardia'. Serra informa al diario catalán que la compañía mallorquina no tendrá problemas para llenar un hotel de cinco estrellas en el corazón de un barrio degradado, donde viven unas 40.000 personas y es uno de los más heterogéneos de la Ciudad Condal. Así, la mitad de sus habitantes ha nacido fuera de Cataluña y existe en la zona una forma de ver la vida basada en valores como la tolerancia, integración y creatividad, lo que ellos llaman 'ravalear'. Del interiorismo del hotel se encargará Jordi Galí, que, según explica, "tiene la idea de casar, en la planta baja, el primer pasado con el último futuro, es decir, rocas catalanas de la prehistoria con pantallas de plasma conectadas a Internet por banda ancha".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.