Diario 5326 19.07.2018 | 02:27
Hosteltur: Noticias de turismo

Sindicatos piden mejoras salariales en convenio de hostelería balear, pero los hoteleros rechazan subidas mayores al IPC

1 marzo, 2005
La Mesa para la negociación del décimo segundo Convenio del sector de la hostelería en Baleares quedó constituida ayer lunes, con divergencias en algunos aspectos entre la patronal de empresarios y los sindicatos, ya que éstos reclaman subidas salariales significativas, demanda que las Federaciones Hoteleras no tienen previsto satisfacer "más allá" del Índice de Precios de Consumo (IPC).
La Mesa para la negociación del décimo segundo Convenio del sector de la hostelería en Baleares quedó constituida ayer lunes, con divergencias en algunos aspectos entre la patronal de empresarios y los sindicatos, ya que éstos reclaman subidas salariales significativas, demanda que las Federaciones Hoteleras no tienen previsto satisfacer "más allá" del Índice de Precios de Consumo (IPC). La Mesa, que estará constituida por quince vocales de la Federación Hotelera y otros quince por parte de los sindicatos, comenzará los primeros trabajos a principios de abril, después del primer contacto mantenido ayer. La secretaria general de la Federación de Hostelería de CCOO, Ángeles Sánchez, reconoce que la negociación abierta va a ser "muy dura", ya que los salarios son la "principal expectativa" de los sindicatos. "Los trabajadores esperan que los sindicatos consigan mejoras salariales e intentaremos que el convenio sea del agrado de ellos", comentó. Por su parte, el secretario general de la Federación del sector de UGT, Antonio Copete, consideró que la "pelota está encima del tejado de los empresarios", argumentando que han sido ellos los que han hablado de "buenas perspectivas económicas". "Si ellos dicen que todo va bien, que las previsiones de futuro son buenas, esperamos que sean sensatos y que suban los salarios dignamente", subrayó. No obstante, el asesor de la Federación Hotelera de Mallorca, Carlos Sedano, explicó que el objetivo de los empresarios es centrar las mejoras del convenio en la estabilidad laboral, ya que consideró que, en el plano económico, "no se podrán hacer maravillas". "Con los parámetros de resultados de las empresas que tenemos, no es precisamente un convenio que podamos hacer grandes maravillas, por lo que el objetivo debe ser estabilizar el sector y abordar aspectos, como la duración de contratos", dijo Sedano, quien subrayó que la subida salarial "no debe ir más allá del IPC". Sin embargo, Sedano consideró que entre ambas partes "se respira un ambiente de querer llegar a un consenso", debido especialmente a que a nivel nacional se está negociando un acuerdo que le "resta importancia" al convenio de rango inferior, en este caso el autonómico. "Nuestro convenio debe girar en torno a los aspectos tradicionales, que son la contratación, la ocupación y los salarios, porque otras materias conflictivas, como la salud laboral o la prevención de riesgos laborales, se abordarán en el ámbito nacional", explicó Sedano, quien subrayó que "dentro de este triángulo fijado podemos llegar a un acuerdo". Por su parte, la dirigente de CCOO precisó que este nuevo convenio no fijará únicamente como paso adelante una mejora salarial. "También es el convenio de la estabilidad, de los trabajadores en su conjunto, de aportar más estabilidad en el empleo, de abordar la problemática de los fijos discontinuos, de la conciliar vida laboral y familiar", enumeró. CAÑELLAS. El presidente de la Federación Hotelera de Mallorca, Pere Cañellas, señaló que esta negociación estará marcada por los momentos de crisis que han experimentado los empresarios turísticos de las islas en los últimos años y pronostica que la negociación entre ambas partes será "difícil", debido a que las empresas "han perdido rentabilidad en los últimos años", por lo que subrayó que la patronal hotelera "no tendrá ocasión de ser tan generosa como en otras etapas negociadoras". "Será difícil porque las cosas no funcionan bien. Las empresas, evidentemente, han perdido rentabilidad, los beneficios, previsiblemente, se han reducido, lo que quiere decir que no tendremos la posibilidad de ser tan generosos como en otras etapas", dijo, en concreto, Cañellas, que instó a los sindicatos "a ser conscientes de las circunstancias que vive el sector", aunque confía que entre ambas partes alcancen al final un acuerdo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.