FEVE renueva Transcantábrico y espera 2.500 viajeros en 2005

La compañía FEVE (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha) ha renovado el Transcantábrico, el tren turístico que ofrece recorridos de ocho días entre Santiago de Compostela y León durante la temporada de mayo a octubre, y espera recibir unos 2.500 viajeros este año, 500 más que en 2004. La ocupación del Transcantábrico será del cien por cien para los dos primeros meses de la temporada, frente al índice del 68 por ciento que se alcanzó en la anterior, explicó ayer a los periodistas el jefe de trenes turísticos de FEVE, José Antonio Rodríguez.

La compañía FEVE (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha) ha renovado el Transcantábrico, el tren turístico que ofrece recorridos de ocho días entre Santiago de Compostela y León durante la temporada de mayo a octubre, y espera recibir unos 2.500 viajeros este año, 500 más que en 2004. La ocupación del Transcantábrico será del cien por cien para los dos primeros meses de la temporada, frente al índice del 68 por ciento que se alcanzó en la anterior, explicó ayer a los periodistas el jefe de trenes turísticos de FEVE, José Antonio Rodríguez. El tren, que se inspira en los legendarios Orient Express y Transiberiano, ha sido renovado después de 22 años de historia para mejorar la calidad que ofrece a sus clientes. Así, explicó Rodríguez, se ha cambiado el interiorismo del tren, se han introducido algunas variaciones puntuales en la ruta y se cuenta con una tripulación más experta y preparada. El tren ofrece 26 habitaciones dobles, de las que 7 se han transformado en individuales para atender la demanda de los grupos de amigos que deciden hacer esta ruta, y un total de 52 plazas. El viaje, de ocho días y siete noches, cuesta 3.000 euros si se hace sólo en habitación individual mientras que a dos personas, en una doble, les sale por 4.000. La tarifa incluye también los desplazamientos en autocar, las visitas y todas las comidas. A partir de octubre, ya fuera de temporada, el Transcantábrico se alquila a grupos de 30 ó 40 personas y la tarifa en ese caso resulta más económica. La mitad de quienes utilizan este tren son extranjeros, especialmente procedentes de Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón y Australia, a los que se están sumando ahora chilenos y mexicanos. El perfil del usuario es el de un viajero de entre 55 y 65 años con un trabajo liberal y que "puede viajar tranquilamente", indicó Rodríguez. En el caso de los españoles, destacan los catalanes, que suponen el 25 por ciento de los viajeros nacionales, seguidos por los madrileños. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.