Diario 5431 17.11.2018 | 11:43
Hosteltur: Noticias de turismo

Huracán Emily provoca que siete hoteles españoles permanezcan cerrados entre uno y cuatro meses

23 julio, 2005
Siete hoteles españoles permanecerán cerrados entre uno y cuatro meses debido a los daños provocados por el huracán Emily, que atravesó la Península de Yucatán la madrugada del lunes pasado.
Siete hoteles españoles permanecerán cerrados entre uno y cuatro meses debido a los daños provocados por el huracán Emily, que atravesó la Península de Yucatán la madrugada del lunes pasado. Según fuentes diplomáticas españolas, el hotel que más ha sufrido por los embates del huracán es El Fuerte, perteneciente a la cadena Sun Escape, que no abrirá sus puertas "hasta octubre o noviembre". Otros dos hoteles con daños de consideración son el Oasis-Akumal, en la bahía de Akumal, en la Riviera Maya, y el Iberostar, en Cozumel, que permanecerán entre tres y cuatro meses cerrados. Aparte de estos hoteles, dos más de la cadena Occidental, el ubicado en Playa del Carmen y el de Cozumel, estarán sin funcionar por trabajos de reparación dos y tres meses, respectivamente. Un tercer hotel de la cadena Occidental, ubicado en Xcaret, también dejará de prestar sus servicios durante los próximos tres meses. Entre los siete hoteles españoles que sufrieron daños de consideración, pero en menor grado, está el Catalonia Beach, ubicado en el estado de Yucatán, que junto al de Quintana Roo estuvieron entre los azotados por Emily. El Catalonia tardará alrededor de un mes en normalizar sus servicios. AUTORIDADES CONTABILIZAN DAÑOS EN QUINTANA ROO La información anterior contradice el balance realizado por las autoridades turísticas mexicanas, quienes aseguran que los destinos turísticos del Caribe Mexicano no sufrieron daños graves con el paso del huracán Emily, tal como afirmó Gabriela Rodríguez, secretaria de Turismo del Estado de Quintana Roo, quien indicó que los "planes de contingencia implementados por el sistema estatal de protección civil funcionaron correctamente, arrojando un saldo blanco, ya que no se registró ninguna pérdida de vidas humanas, y en general solo se produjeron daños menores ocasionados por la fuerza de los vientos y las lluvias, como algunos árboles, palmeras y señalamientos derribados, cristales rotos, inundaciones leves en zonas bajas y levantamiento de estructuras ligeras, como las construidas en palapas, interrupción parcial del suministro de energía eléctrica y de agua". La funcionaria anunció que en un esfuerzo "sin precedentes", como medida preventiva, poco más de 37.500 turistas fueron trasladados a hoteles que se acondicionaron como refugios, en donde permanecieron durante el paso del meteoro. Según las estadísticas aportadas por Gabriela Rodríguez, otros 7.000 turistas se ubicaron en albergues, y posteriormente fueron trasladados de nuevo a sus hoteles. "Algunos visitantes, que prefirieron regresar a sus lugares de origen en forma prematura, contaron con todas las facilidades en el aeropuerto internacional, en un operativo en el que participaron las autoridades de migración y de aduana", añadió. Según la información oficial, la infraestructura principal, que incluye los aeropuertos, los muelles, el servicio de cruce marítimo a las islas y la red de carretera, se encuentra prácticamente intacta. Los servicios de electricidad y agua potable se restablecieron casi inmediatamente. Cancún "está funcionando prácticamente al 100% y opera con toda normalidad desde las primeras horas del lunes, cuando reabrió el aeropuerto", afirma el comunicado emitido por la Secretaría de Turismo del Estado de Quintana Roo. Los hoteles registraron ese mismo día una ocupación del 70% de sus casi 26.000 habitaciones y "se espera que esta cifra se incremente en los próximos días con la llegada de miles de turistas en plena temporada vacacional de verano". Isla Mujeres también funciona con normalidad y los servicios de cruce de ferrys operan en los horarios habituales. En Cozumel, del inventario de casi 4.000 habitaciones, cerca de 1.200 tiene afectaciones por entrada de arena y agua, rotura de cristales y otros más, lo cual será aprovechado por los propietarios para remodelarlas, y volverlas a poner en servicio a la mayor brevedad posible. De su infraestructura, solo el camino perimetral de la Isla sufrió algunos bloqueos de maleza en puntos específicos, que han sido reparados sin afectar la vialidad. Según el comunicado, aunque el puerto de Cozumel fue cerrado al tránsito de cruceros desde el 14 hasta el 18 de julio, "ya se encuentra plenamente operativo y durante esta semana y hasta maña domingo habrán llegado cerca de 25.000 turistas a bordo de las líneas de cruceros que normalmente hacen escalas en la isla mexicana. DAÑOS MENORES EN HOTELES DE LA RIVIERA MAYA En la Riviera Maya, lugar por donde Emily entró a tierra en la parte continental, se estima que del total de 24.000 habitaciones de que dispone este destino, alrededor de 8.000, principalmente ubicados en la zona de Puerto Aventuras y Tulum, sufrieron daños menores, pero que ameritan un cierre temporal de los hoteles para readecuarlos a los estándares internacionales que rigen su operación, y con los que normalmente atienden a sus huéspedes. La mayoría estará de nuevo en operación en una semana, y solo unos pocos estarán cerrados durante un período estimado de entre 30 y 40 días, afirma el comunicado oficial, y precisa que el resto de la planta hotelera "no sufrió daño alguno y se encuentra disponible para alojar a los visitantes que arriben a esta zona y con todos sus servicios funcionando". EL PRESIDENTE FOX VISITA LA ZONA Según el comunicado, el presidente mexicano, Vicente Fox, acompañado del secretario de Turismo, viajó a Quintana Roo el mismo día en que el huracán Emily tocó tierra "para constatar que los daños no eran graves, y dio instrucciones a los miembros de su gabinete que lo acompañaban para actuar de inmediato e implementar las acciones de apoyo necesarias en los lugares en que se requiriera". El gobernador del Estado, Félix González Canto, por su parte, "supervisó todos los operativos antes, durante y después del paso del huracán". EVALUACIÓN POSITIVA DE LA ONU Mediante un comunicado especial, la ONU, a través de la Secretaría de Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres (EIRD) elogió la preparación de México para enfrentar al huracán, y destacó la organización entre las autoridades gubernamentales y la población civil, que estuvo dirigida a proteger vidas en primera instancia. El organismo internacional considera que el Estado mexicano "tiene la capacidad de reaccionar adecuadamente frente a cualquier otro fenómeno de la naturaleza que pudiese presentarse en el futuro". (HOSTELTUR) (redacción@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.