Fiesta Hoteles abre en diciembre un nuevo complejo en México, tras invertir 57 millones de euros

La cadena Grand Palladium, propiedad de Fiesta Hoteles (Grupo Matutes) contará el próximo mes de diciembre con unas 826 habitaciones más en Riviera Maya tras la apertura del nuevo complejo, en el que la compañía mallorquina invirtió unos 70 millones de dólares (unos 57 millones de euros) y que estará compuesto por tres hoteles, el White Sand, el Riviera y el Royal, este último de mayor lujo, según informó el director financiero de Gran Palladium, Francesc Colell.

La cadena Grand Palladium, propiedad de Fiesta Hoteles (Grupo Matutes) contará el próximo mes de diciembre con unas 826 habitaciones más en Riviera Maya tras la apertura del nuevo complejo, en el que la compañía mallorquina invirtió unos 70 millones de dólares (unos 57 millones de euros) y que estará compuesto por tres hoteles, el White Sand, el Riviera y el Royal, este último de mayor lujo, según informó el director financiero de Gran Palladium, Francesc Colell. Según precisó, de estas nuevas habitaciones ya están funcionando unas 108 del White Sand desde el pasado 3 de julio, que se sumarán el próximo 1 de diciembre a otras 718 nuevas y a las cerca de 726 ya existentes. "En total, para noviembre o diciembre contaremos con 1.554 habitaciones" indicó el director financiero del complejo, compuesto en la actualidad por dos hoteles que se encuentran funcionando a pleno rendimiento. El responsable financiero del Grand Palladium Colonial Resort., que actualmente está al 95% de su capacidad de ocupación, informó de que el paso del huracán Emily por Riviera Maya causó en sus hoteles daños por valor aproximado de 4,5 millones de dólares en 'palapas' (techos de paja), limpieza, instalaciones eléctricas y jardinería. Según Colell, a pesar de que los hoteles no recibieron más huéspedes la semana y media después del huracán, las habitaciones tan sólo sufrieron daños en los cristales anticiclónicos que cubrían las ventanas que fueron golpeadas por objetos lanzados al aire por los fuertes vientos. Collel señaló que, por el fenómeno, el Grand Palladium dejó de percibir por cancelaciones unos 842.000 dólares y unos 31 millones de dólares en alojamientos y servicios. En total, aseguró el director Financiero, "dejamos de percibir unos 34 millones de dólares de ingresos". Sin embargo, estimó que la apertura de 108 habitaciones del White Sand, hoy al 65%, permitirá cerrar 2005 con 37 millones de ingresos, dejando así de percibir un 4 % (cerca de un millón de dólares) de lo previsto para este año. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.