Diario 5326 18.07.2018 | 09:05
Hosteltur: Noticias de turismo

El huracán Wilma provocó la evacuación de casi 10.000 clientes alojados en hoteles de cadenas españolas en México

22 octubre, 2005
Los aproximadamente 9.900 clientes que estaban alojados en hoteles con que las cadenas españolas Sol Meliá, Barceló y Riu cuentan en las zonas turísticas mexicanas afectadas por el huracán Wilma fueron evacuados o reubicados en refugios por la llegada del huracán, según confirmaron fuentes de los tres grupos hoteleros.
Los aproximadamente 9.900 clientes que estaban alojados en hoteles con que las cadenas españolas Sol Meliá, Barceló y Riu cuentan en las zonas turísticas mexicanas afectadas por el huracán Wilma fueron evacuados o reubicados en refugios por la llegada del huracán, según confirmaron fuentes de los tres grupos hoteleros. El grupo Riu dispone de ocho hoteles en la región afectada por el huracán, en los que estaban alojados un total de 7.000 clientes, 650 de ellos de nacionalidad española. Un portavoz de la compañía confirmó a Europa Press que todos los clientes de sus tres establecimientos de Cancún fueron desalojados, mientras que los turistas de los cinco hoteles de Playa del Carmen fueron trasladados a refugios. Riu ya activó el pasado jueves el dispositivo de medidas de seguridad en los enclaves afectados por el Wilma, poniendo en marcha las medidas previstas en el Manual Anti-Huracanes de la compañía. La cadena informó que este manual, elaborado a finales de los años 90, contiene medidas de emergencia "para preservar la integridad de clientes y empleados, reforzar la seguridad de las instalaciones hoteleras y coordinar eventuales evacuaciones". Por su parte, Sol Meliá procedió al desalojo de los tres hoteles de que dispone en Cancún y convirtió en refugio su establecimiento de Cozumel. Los cuatro hoteles en la zona de la compañía de la familia Escarrer contabilizaban un total de 1.300 turistas alojados, de los que sólo 40 eran españoles, informaron fuentes de la cadena. En lo que a Barceló se refiere, la cadena aseguró igualmente estar preparada para recibir el huracán y confirmó haber adoptado las medidas necesarias para garantizar la integridad de los 1.600 clientes, 400 de ellos de nacionalidad española, de sus dos hoteles en Riviera Maya, a los que dieron la opción de ser evacuados o permanecer alojados en zonas especialmente habilitadas. Los hoteles de Sol Meliá y Barceló en México también activaron el pasado jueves sus planes de emergencia por la llegada del huracán Wilma. Los directores de los establecimientos de Barceló pusieron en práctica las medidas de emergencia, consistentes básicamente en eliminar accesorios que pudieran producir daños cuantiosos y en distribuir a sus clientes unas normas básicas de actuación. Por su parte, los cuatro hoteles de Sol Meliá ya están preparados para reducir los posibles efectos de este huracán, porque ya se ha habilitado el abastecimiento de agua necesario, así como las cargas de electricidad y los sistemas eléctricos especiales habituales en este tipo de emergencias. (ENCONTRARÁN UN COMPLETO REPORTAJE SOBRE CÓMO AFECTAN LOS HURACANES AL SECTOR TURÍSTICO EN LA REVISTA HOSTELTUR DE ESTE MES. Puede acceder a ella gratuitamente a través de www.hosteltur.com.) (HOSTELTUR) (agencias@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.