Fomento ve difícil poner en marcha el Ave a Barcelona a finales de 2007

El Ministerio de Fomento considera "difícil" poner en servicio la línea de Alta Velocidad (Ave) Madrid-Barcelona en la fecha comprometida para finales de 2007, si bien trabaja con "rigor y seguridad" para cumplir con este objetivo, según afirmó ayer el presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Antonio González.

El Ministerio de Fomento considera "difícil" poner en servicio la línea de Alta Velocidad (Ave) Madrid-Barcelona en la fecha comprometida para finales de 2007, si bien trabaja con "rigor y seguridad" para cumplir con este objetivo, según afirmó ayer el presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Antonio González. El Departamento que dirige Magdalena Álvarez mantiene también su previsión de comenzar a explotar en 2006 el tramo entre Lérida y Tarragona, "para prestar un servicio adicional a los ciudadanos y ayudar a cumplir el objetivo de llegar a Barcelona en el horizonte previsto", apuntó González. Con este fin, el presidente de Adif aseguró que este ente público dependiente de Fomento y promotor de las líneas Ave ha realizado un "importante esfuerzo" para "agilizar" los plazos administrativos necesarios para contratar las obras de los cuatro últimos tramos de la conexión Lérida-Barcelona y las correspondientes a la construcción de la estación tarraconense. González compareció en la Comisión de Fomento y Vivienda del Senado para dar cuenta del resultado de la auditoría que el actual equipo del Ministerio encargó realizar a la línea, con el principal objetivo de detectar las deficiencias que comenzaban a evidenciarse en el tramo Madrid-Lleida, inaugurada en octubre de 2003. En este sentido, el presidente del Adif reveló que, como consecuencia de estas anomalías, el Ave Madrid-Zaragoza-Lérida requerirá trabajos de mantenimiento en 2006 por 33 millones de euros, importe que triplica el programado para el Ave a Sevilla pese a contar con una longitud similar y tener más de diez años de antigüedad. El Ave a Lérida necesitará aún estos trabajos de conservación pese a la inversión de 105 millones de euros que, según detalló González, ya ha absorbido para paliar los defectos en ella detectados por la auditoría. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.