Los hoteleros de Calella apuestan por la total reconversión de la planta hacia hoteles de cuatro estrellas antes de 2010

Los hoteleros de la localidad turística de Calella, en la Costa del Maresme, están iniciando diversos procesos burocráticos para convertir a la práctica totalidad de la planta hotelera de la ciudad en hoteles de tres y sobre todo cuatro estrellas, según ha confirmado a este medio Enric Hernández, presidente de la Asociación Turística de Calella.

Los hoteleros de la localidad turística de Calella, en la Costa del Maresme, están iniciando diversos procesos burocráticos para convertir a la práctica totalidad de la planta hotelera de la ciudad en hoteles de tres y sobre todo cuatro estrellas, según ha confirmado a este medio Enric Hernández, presidente de la Asociación Turística de Calella. Hernández ha confirmado que ya para la temporada 2006 el Hotel Osiris pasará a llamarse Hotel Top Calella Palace y pasará a tener una categoría de cuatro estrellas. Este sólo será el primer paso de un proceso que han iniciado la gran mayoría de establecimientos de la localidad. De hecho, otros dos hoteles de Calella también han iniciado los trámites ante la Dirección General de Turismo de la Generalitat de Catalunya para convertir también sus instalaciones en establecimientos de cuatro estrellas. Actualmente, la Asociación Turística de Calella cuenta con unos 40 establecimientos asociados, de los que tres –Bernat II, Amaina y Las Palmeras- cuentan con la categoría de cuatro estrellas. El presidente de la ATC ha destacado que este proceso de reconversión supone un compromiso por el desarrollo sostenible de la localidad. El sector privado "invierte, más que nunca, en la renovación de los alojamientos turísticos de planta ya existentes". Para Hernández, "los empresarios están haciendo bien sus deberes, dotando al municipio de equipamientos propios de un destino vacacional que apuesta decididamente por la calidad". Hernández ha recordado que cadenas como Top Hoteles y Gehotusa ya disponen de las marcas de calidad Q e ISO, por las cuales están trabajando varios establecimientos turísticos de Calella. En este sentido, la ATC ha llevado a cabo un cálculo aproximado sobre el coste que supondría esta inversión en calidad del conjunto de establecimientos de Calella y ha señalado que podría rondar los 8 millones de euros. A pesar de que existen diversas opiniones en la asociación sobre cuál es la marca de calidad más adecuada, la mayoría de establecimientos están apostando por ISO, por tener un carácter más internacional. (J.M.L/HOSTELTUR) (hoteles@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.