NH rentabiliza inversiones con su concepto de restauración Nhube

La cadena hotelera NH asegura que su espacio multifuncional de restauración Nhube, en el que los clientes se pueden distender viendo la tele, consultando Internet y pidiendo un menú como el que se puede degustar en casa, "rentabiliza en gran medida la inversión en metros cuadrados del hotel".

La cadena hotelera NH asegura que su espacio multifuncional de restauración Nhube, en el que los clientes se pueden distender viendo la tele, consultando Internet y pidiendo un menú como el que se puede degustar en casa, "rentabiliza en gran medida la inversión en metros cuadrados del hotel". Así lo afirmó ayer el responsable de alimentos y bebidas de la cadena, Javier Carazo, para quien, además, contar con la firma de Ferrán Adriá, cuyo equipo diseña los platos que se ofrecen en estos restaurantes, significa además un gran empuje. NH Hoteles cuenta actualmente con 15 Nhube, de los que cuatro se encuentran fuera de España, en Alemania, Austria y Holanda, y que ha tenido una gran acogida entre el público de estos países. Por ello, la cadena prevé exportar el concepto a gran parte de los países en los que está presente y abrir espacios de este tipo en los hoteles urbanos de la compañía en España. Para estos espacios, que la cadena prevé engrosar en cuatro en los próximos días, el colaborador de Ferrán Adriá, Eduard Bosch, ha presentado ayer 77 nuevos platos que conformarán una carta de 115 platos que cada hotel seleccionará según la temporada, según sus posibilidades de elaboración y atendiendo a las preferencias del chef y del lugar en el que está ubicado el establecimiento. Bosch aseguró que independientemente del lugar en el que se ubique el espacio siempre guarda un estilo, el de comida casera de "El Bulli" y pese a que se adapta a los ingredientes más genuinos de cada zona, los menús "siempre mantienen nuestros criterios". Entre los platos que se ofrecen el Nhube se encuentran la crema de calabaza, los huevos fritos con patatas, la merluza a la plancha o un pollo elaborado al estilo tradicional catalán (pollastró picantón), con precios que oscilan entre los 5,5 euros y los 15,8 euros (sin incluir IVA). Los platos de esta carta, en la que también se incluyen bocadillos fríos y calientes y zumos, se puede solicitar a las habitaciones y se pueden maridar con vinos tintos, blancos, rosados, generosos y dulces en sus formatos de botellas de 3/4 o en la más individual de 3/8. La ampliación del menú, que fue presentada ayer en el establecimiento de la cadena en Alcorcón (Madrid), responde al buen funcionamiento del concepto y a la posibilidad de que los clientes puedan disfrutar en cualquier hotel que visiten menús diferentes que rotarán con cada temporada. Además, está previsto que estos menús se enriquezcan con recetas aportadas por los propios cocineros, que elaboran todos los platos en sus propios fogones, ya que el objetivo, según Bosch, es que los profesionales en contacto día a día con los clientes den su aportación. La cadena hotelera se quiere diferenciar de la oferta con espacios cada vez más homogéneos, para lo que se están aplicando los mismos diseños de habitaciones y salones, colores, maderas y servicios, que hagan sentir al cliente en cualquier sitio como en un lugar conocido y cómodo, aseguran sus responsables. Esta apuesta también incluye la apertura de establecimientos en lugares no habituales para el sector, pero en los que se da un servicio a clientes que lo requieren, como ha sido la apertura de un hotel en Mercamadrid. Carazo aseguró que ha sido un gran éxito, ya que es un hotel en un lugar especial cuyo horario se adapta al mismo y en el que el Nhube sirve desayunos, comidas y cenas a horas que habitualmente no se suelen realizar, ya que la actividad de este centro comienza a las cuatro de la mañana. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.