Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Aerolíneas Argentinas dará marcha atrás con los despidos si cesa la huelga

1 diciembre, 2005
Aerolíneas Argentinas "está dispuesta a dar marcha atrás con los despidos" de trabajadores si los técnicos y pilotos de la compañía integrante del grupo español Marsans cesan la huelga que mantienen desde hace siete días.
Aerolíneas Argentinas "está dispuesta a dar marcha atrás con los despidos" de trabajadores si los técnicos y pilotos de la compañía integrante del grupo español Marsans cesan la huelga que mantienen desde hace siete días. Así lo indicó ayer el presidente de la línea aérea de bandera argentina, el español Antonio Mata, quien sostuvo que la reincorporación de los 337 empleados cesados durante el conflicto "es una postura más de la empresa en querer conciliar". "Exhorto a los trabajadores a que recuperen la actividad y el diálogo con la empresa", afirmó en una rueda de prensa el directivo, en alusión al paro que desde el pasado jueves ha originado la cancelación de más de 330 vuelos y ha afectado a más de 50.000 pasajeros. Los huelguistas, que reclaman aumentos salariales, han desacatado la conciliación obligatoria dictada el viernes último por el Ministerio de Trabajo, que este martes instó a las partes a resolver el conflicto. "Si los trabajadores acatan la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo, la empresa está dispuesta a dar marcha atrás con los despidos. Si ocurre eso, estoy seguro de que llegaremos a un entendimiento", indicó Mata. La medida de fuerza la llevan a cabo la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), cuyos representantes volvieron a manifestarse inflexibles. El Ministerio de Trabajo, que ya aplicó multas a ambos gremios, planea denunciarlos ante la Justicia y quitarles la representación sindical si no acatan la conciliación obligatoria, en tanto que la compañía indicó que el conflicto ha ocasionado hasta el momento pérdidas de unos 10 millones de dólares (7,2 millones de euros). Mata acusó a los sindicatos de técnicos y pilotos de la empresa de "generar un caos en el país y una situación de irregularidad en la prestación de un servicio público, lo que en Argentina es un delito federal". "Estamos haciendo prácticamente un 50% de la operación programada con el esfuerzo de los 6.500 trabajadores que no secundaron el paro", aseguró el presidente de Aerolíneas Argentinas. Las agencias de viajes piden mano dura Por su parte la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo pidió ayer al Gobierno que aplique "enérgicas" medidas para restaurar el servicio de Aerolíneas Argentinas, cuyos pilotos y técnicos cumplen hoy el séptimo día de una huelga que ha afectado a más de 50.000 pasajeros. El titular de la entidad, Tomás Ryan, dijo que el conflicto en Aerolineas, empresa integrante del grupo español Marsans, no sólo afecta al turismo sino también a "la imagen del país" y calculó que de continuar el conflicto, las pérdidas podrían ascender a mil millones de dólares (850 millones de euros) En declaraciones a medios locales, Ryan solicitó una reacción más contundente al Gobierno y opinó que hay medidas para normalizar la situación, desde hacer cumplir la conciliación obligatoria y asegurar la libertad de tránsito hasta la implementación del "estado de emergencia nacional", puntualizó. "Esta situación se está convirtiendo en un caos y está provocando pérdidas cuantiosas", comentó el empresario antes de recordar que el conflicto "resiente fuertemente" al servicio de viajes internos pues Aerolíneas Argentinas concentra el 90% de ese mercado. Técnicos y pilotos continuarán la huelga Los sindicatos de técnicos y pilotos de Aerolíneas Argentinas ratificaron ayer la continuidad de la huelga que mantienen desde hace siete días, al considerar que la medida de fuerza es "legal, lícita y constitucional". En una asamblea, los trabajadores advirtieron que no reanudarán las negociaciones hasta que la empresa reincorpore a los 337 empleados despedidos durante el conflicto, que ha afectado a más de 50.000 pasajeros. El pronunciamiento sindical se produjo pocas horas después de que el presidente de la línea aérea, Antonio Mata, asegurase que la compañía integrante del grupo español Marsans "está dispuesta a dar marcha atrás con los despidos" si los empleados finalizan con el paro. Los huelguistas, que reclaman aumentos salariales de entre el 45 y el 70%, no acataron la conciliación obligatoria dictada el viernes pasado por el Ministerio de Trabajo, que este martes instó a las partes a resolver el conflicto. "Este es un reclamo lícito, legal, que contempla la Constitución Nacional", manifestó el titular de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Juan Pappalardo, para quien la medida de fuerza es "estrictamente gremial, no tiene nada de política". Por su parte, el líder de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Jorge Pérez Tamayo, dijo que los dos gremios "no negociarán con Aerolíneas Argentinas" hasta que "todos los empleados que recibieron telegramas (de despido) sean reincorporados". Además, el dirigente anunció que ambos sindicatos harán una presentación ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para denunciar que el Ministerio de Trabajo argentino realiza un "manejo parcial" del conflicto.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.