Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Varios pasajeros denuncian a Air Madrid "por fraude" tras un retraso de más de 24 horas

19 diciembre, 2005
Unos 200 pasajeros del vuelo de Air Madrid a Lima, que tenía que haber despegado a las 13.00 horas del sábado y que aún permanecían ayer en Barajas, presentaron una denuncia en los juzgados de instrucción por "fraude" ante el retraso de esta ruta y volvieron a protagonizar una protesta que obligó de nuevo a personarse a la Guardia Civil.
Unos 200 pasajeros del vuelo de Air Madrid a Lima, que tenía que haber despegado a las 13.00 horas del sábado y que aún permanecían ayer en Barajas, presentaron una denuncia en los juzgados de instrucción por "fraude" ante el retraso de esta ruta y volvieron a protagonizar una protesta que obligó de nuevo a personarse a la Guardia Civil. Fuentes de Air Madrid explicaron a Efe que en el avión en el que se iba a realizar este trayecto se encendió un sensor que avisaba de una avería, por lo que hubo que revisar la aeronave para proceder a su reparación. Las fuentes indicaron que la avería se encontraba en el sistema eléctrico del avión y manifestaron que en ese momento aún no había hora prevista para que la aeronave despegase. Aseguraron que la compañía facilitó el sábado alojamiento en un hotel cercano al aeropuerto a los viajeros afectados por el retraso, aunque no todos ellos aceptaron la oferta y algunos permanecieron en Barajas. Entre los pasajeros de este vuelo se encontraba el ciudadano peruano Rafael Villalba, que viajaba a Perú para casarse el sábado y que explicó a Efe que allí dejó a todos los invitados "esperando en la iglesia. Se fueron, claro, y no hubo boda". Este viajero tenía previsto desplazarse directamente al lugar de la ceremonia por lo que llevaba el traje de boda puesto y con él pasó la noche en un banco de Barajas, ya que todos los viajeros facturaron su equipaje. Este hecho provocó también trastornos a otros viajeros enfermos que comentaron que tenían sus medicinas para el asma, diabetes y otros cuadros médicos en las maletas. Varios de los 200 viajeros que pasaron la noche en el aeropuerto afirmaron que, cuando se disponían a facturar el sábado para el vuelo a Lima, la compañía les comunicó que "había un retraso por problemas técnicos y les invitó a comer en un restaurante". Pasaban el tiempo y "nadie nos informaba de nada, por lo que a las 20.00 horas los ánimos estaban muy alterados y se organizó una protesta", manifestaron los afectados. Fuentes aeroportuarias explicaron que, avisados por la aerolínea, varios agentes de la Guardia Civil se personaron en el lugar de la protesta para "calmar los ánimos", aunque no fue necesaria su intervención. La misma situación se produjo a las 07.00 horas de ayer, cuando los agentes tuvieron que acudir a la puerta de embarque al ser avisados de que los viajeros habían rodeado con carros de equipajes a dos empleados de Air Madrid y que "no les dejarían salir hasta que se personara un responsable de la compañía para dar explicaciones". Según los pasajeros, ante "esta presión se presentó el agente de tráfico de la aerolínea, quien se comprometió por escrito a facilitarles todas las comidas necesarias hasta la salida del vuelo, que, dijo, se produciría antes de la medianoche" de ayer. Demoras también en otros dos vuelos Por otro lado, varias decenas de pasajeros del vuelo de Air Madrid entre el aeropuerto de Barajas y Buenos Aires que tenía que haber despegado la medianoche del viernes presentaron reclamaciones por "los perjuicios causados" debido al retraso de más de 19 horas en la salida de esta ruta hacia su destino. Fuentes de la compañía explicaron que la demora se debió a que el avión que debía hacer la ruta "llegó tarde de Buenos Aires porque la revisión de mantenimiento de la aeronave se prolongó más de lo normal en la capital argentina". Las fuentes destacaron que los pasajeros afectados por este retraso fueron trasladados a un hotel cercano al aeropuerto madrileño y "atendidos en todo momento por la empresa, que se hizo cargo de todos los gastos". Este aspecto fue confirmado por varios de los más de 300 viajeros afectados, que explicaron a Efe que presentaron reclamaciones por "la falta de información, ya que el personal de Air Madrid no tiene claro cuando saldrá el vuelo ni nos explica las causas de la demora y por los problemas de nervios que este incidente nos ha causado". El vuelo despegó finalmente a las 19.30 horas del sábado. Por otra parte, a las 16:00 horas de ese mismo día tenía previsto llegar a Madrid otro vuelo de la compañía, procedente de Lima, que tenía que haber aterrizado a las 20.00 horas del viernes y que tuvo que permanecer en la capital peruana "más tiempo del estimado debido a una avería de la aeronave". En ese vuelo llegaban a Madrid unos 120 pasajeros y la compañía aseguró que había dado la orden de que se gestionasen y abonasen de inmediato todas las conexiones hubiesen perdido hacia otros destinos a causa del retraso.
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.