Baleares intensificará su control sobre el todo incluido

El Gobierno de Baleares recurrirá a los mecanismos de los que dispone para intensificar el control de la oferta del Todo Incluido (TI). Entre las medidas que piensa tomar se encuentra una intensa campaña de inspecciones en los establecimientos, una certificación específica de calidad y la creación de un observatorio turístico, según informó ayer el consejero de Turismo, Joan Flaquer.

El Gobierno de Baleares recurrirá a los mecanismos de los que dispone para intensificar el control de la oferta del Todo Incluido (TI). Entre las medidas que piensa tomar se encuentra una intensa campaña de inspecciones en los establecimientos, una certificación específica de calidad y la creación de un observatorio turístico, según informó ayer el consejero de Turismo, Joan Flaquer. Con estas declaraciones sobre las intenciones del Gobierno Balear, el consejero quiso zanjar la polémica que se había suscitado en las islas en torno al Informe sobre el Todo Incluido. Este fue elaborado por una comisión independiente creada en el mes de abril por decreto del Gobierno de las Islas para el estudio de la idoneidad de crear una legislación específica para el TI. La principal conclusión del informe, presentado el 22 de diciembre de 2005, fue que crear una normativa específica para este tipo de materia no es necesario, al entender que la legislación actual ofrece las herramientas suficientes para su control. En aquel momento, el consejero de Turismo ya anunció que se pronunciarían durante este mes sobre las conclusiones de dicho informe. Las medidas comentadas ayer por el Gobierno balear están destinadas a "dimensionar" de forma "justa" la oferta de esta modalidad en las Islas y para que se ajuste al máximo a los parámetros de calidad, explicó Flaquer. En este sentido, afirmó que, durante la temporada alta, se harán inspecciones de todos los establecimientos que lo oferten de forma conjunta con la Consejería de Salud y Consumo, controles que el departamento de Turismo realiza desde hace dos años. Además, el Ejecutivo creará un observatorio sobre turismo para comprobar "la evolución y tendencias de la demanda" y para que sirva como instrumento de información para los empresarios del sector. Derecho a la información del turista A estas iniciativas se agregará una destinada a garantizar "el derecho a la información" del turista, mediante un decreto a la Ley General Turística que el Gobierno espera tener elaborado en el primer trimestre de 2006. Este decreto desarrollará la información que se debe proporcionar al consumidor para "proteger al máximo sus intereses", y establecerá los "mecanismos de reclamación" pertinentes, para que puedan exigir sus derechos de forma sencilla y ágil en el lugar de destino. Por otro lado, el Govern creará una "certificación específica de calidad" del todo incluido. En el ámbito de la promoción turística, el Instituto Balear de Turismo (Ibatur) no llevará a cabo ningún tipo de acción que fomente el todo incluido, con el fin diversificar la oferta. Además, creará líneas específicas de promoción para la oferta complementaria y proseguirá y ampliará la línea de ayudas económicas para la modernización de los establecimientos de este sector. Estas medidas paliarán una "generalización excesiva" del todo incluido en los hoteles de Baleares, aseguró Flaquer, quien remarcó que no se debe "demonizar" esta modalidad turística que, "bien dimensionada", es "necesaria" para el turismo del archipiélago. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.