El primer tren al Tíbet funcionará desde julio, con tarifas tres veces más baratas que el avión

El primer tren que llegará al Tíbet comenzará a funcionar el 1 de julio y sus tarifas representan la tercera parte de lo que cuesta el billete de avión, por lo que viajar al "techo del mundo" dejará de ser un "lujo asiático", según afirmaron los responsables del proyecto ferroviario durante su presentación.

Los portavoces de la Comisión de Reforma y Desarrollo, responsable del proyecto, destacaron que el tren viajará a la mayor altitud y supondrá una gran oportunidad para los turistas que hasta ahora sólo podían acceder a la región por vía aérea a tarifas muy costosas -unos 500 euros desde Pekín ida y vuelta- o en largos viajes por carretera, de varios días, sólo para los más aventureros. Desde Pekín hasta Lhasa, la capital de la región tibetana, la clase más económica, llamada "asiento duro", costará 380 yuanes (unos 40 euros); la siguiente, "cama dura", ascenderá a 776 yuanes (unos 80 euros); mientras que la "cama blanda" costará 1.241 yuanes (unos 120 euros). Habrá una cuarta clase, no existente en el resto de trenes chinos, con compartimentos más lujosos y cuyo precio no ha sido fijado aún. La construcción del nuevo ferrocarril, cuya obra ha llevado años de trabajo y una inversión de 2.400 millones de euros, se vio dificultada por las bajas temperaturas de la meseta tibetana y su altura, 4.000 metros de media, que obligaron a que los obreros tuvieran jornadas más cortas que las habituales y vacaciones más largas. Es presentada por China como una de las mayores obras de ingeniería en el país en los últimos años, tendiente a reducir el aislamiento e impulsar el desarrollo de la región tibetana. Para los grupos pro derechos humanos y ecologistas, sin embargo, es una muestra más del interés de China en "colonizar" esa región con población china y turistas, y disminuir así sus ansias independentistas y autonomistas. Pese a las mayores facilidades que el nuevo tren ofrece, las autoridades chinas siguen imponiendo limitaciones: los periodistas tienen prohibido el acceso sin invitación previa, y los ciudadanos extranjeros deben -en teoría al menos- ir en grupos organizados. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.