Una pandemia de gripe aviar causaría contracción económica mundial, según el FMI

Una pandemia de gripe aviar podría tener muy graves consecuencias en la economía mundial debido sobre todo al absentismo laboral, y afectaría especialmente al turismo, según alertó ayer el FMI.

La enfermedad tiene el potencial de rasgar el tejido financiero y productivo mundial, dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un informe en el que advierte de que muchos gobiernos no se han tomado las cosas en serio y no se han preparado para el peligro. "Lo que produciría la reducción en la producción es el absentismo", explicó Sandy Mackenzie, director adjunto del Departamento de Investigación del organismo. No sólo no irían a trabajar los enfermos, sino también familiares que se dedicarían a cuidarlos y personas que no pisarían la oficina por miedo a contagiarse. Además, las autoridades podrían ordenar quedarse en casa a los ciudadanos en algunas regiones. Sherry Cooper, economista jefe del banco de inversión canadiense BMO Nesbitt Burns, predijo en otro informe publicado ayer que una epidemia "moderada" causaría un absentismo laboral del 30% a nivel mundial. El FMI, sin embargo, no quiso hacer cálculos. "Realmente no tenemos ni idea", confesó Mackenzie. Tampoco dio datos de cuál sería la posible contracción del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, que el Banco Mundial ha colocado en un 6% en caso de un episodio grave de la enfermedad, según Burns. El turismo, sector más afectado Un sector que resultaría muy afectado sería el turismo, que "podría caer drásticamente debido al miedo a contagiarse y a posibles restricciones de viaje, y podría recuperarse sólo lentamente", según el estudio del Fondo. Asimismo, el virus posiblemente produciría trastornos en el transporte, el comercio, el sistema de pagos y los servicios públicos, lo que llevaría a la bancarrota a empresas con cuentas poco saneadas, predice el FMI. Países con sistemas fiscales y de salud "débiles" sufrirían más, al ser incapaces de comprar y distribuir las medicinas para sus ciudadanos, explica el informe. Antecedentes preocupantes Si estas predicciones parecen extremistas, una mirada a pandemias anteriores de gripe ofrece un referente preocupante. La Organización Mundial de Comercio (OMC) ha usado la infección de 1957 como base para una estimación "relativamente conservadora" del coste en vidas de un nuevo brote epidémico, que coloca entre 2 y 7,4 millones. En 1918 murieron 40 millones de personas, un 2% de la población mundial en aquella época, debido a la gripe "española", que a pesar de su nombre se inició en campamentos de entrenamiento militar en Estados Unidos. Desde que apareció en 2003, el virus H5N1 ha causado la muerte de al menos 97 personas y se ha extendido de Asia a Europa y África. Los enfermos lo han contraído de pájaros, pero el gran peligro es que una mutación permita el contagio de una persona a otra. Crisis temporal No todo son perspectivas luctuosas en el informe del FMI. El organismo cree que la posible crisis sería temporal y la economía se recuperaría "con relativa rapidez". "En una economía bien conducida no hay razón para ver efectos significativos o permanentes a largo plazo", dijo Mackenzie. No obstante, el mundo sufriría mucho para llegar a esa recuperación, por lo que el Fondo insistió en que los beneficios de disminuir la amenaza justifican los costos de prepararse para una pandemia. "Quizás porque la pandemia de gripe aviar puede parecer un acontecimiento poco probable, aunque con costos potenciales altos, muchos países sólo ahora están comenzando a desarrollar una respuesta amplia a esta amenaza", alerta el informe. Por ello, enfatizó la importancia de que los gobiernos y el sector privado elaboren "planes de continuidad" que establezcan las medidas a tomar para seguir operando durante una crisis. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.