Diario 5325 17.07.2018 | 10:16
Hosteltur: Noticias de turismo

Las asociaciones de consumidores piden cambios normativos para evitar "veranos negros" en el sector aéreo

15 agosto, 2006
Una reglamentación más exhaustiva que limite los supuestos de "fuerza mayor" alegados por las compañías aéreas para esquivar compensaciones o la regulación del derecho a la huelga son algunas propuestas de las asociaciones de consumidores para garantizar los derechos de los usuarios de avión.
La sucesión de incidentes en los aeropuertos españoles estas semanas –la huelga de pilotos de Iberia entre el 10 y 12 de julio, los incidentes en El Prat el 28 de ese mismo mes y el cierre del aeropuerto londinense de Heathrow el pasado jueves- han hecho de éste uno de los "veranos negros" para cualquier persona que tratara de viajar en avión. La Asociación de Usuarios de Banca (Ausbanc) considera necesaria "una normativa específica y exhaustiva" que recoja indemnizaciones automáticas. Esta organización tiene previsto interponer una querella colectiva por la huelga del personal de tierra en el aeropuerto de Barcelona. Según explicó María Ramos, de los servicios jurídicos de Ausbanc, las compañías aéreas "incumplen sistemáticamente" la normativa sobre overbooking, retrasos y cancelaciones, unas incidencias que afectan a 250.000 usuarios de la Unión Europea cada año. El Reglamento europeo 261/2004, que entró en vigor en febrero de 2005, establece indemnizaciones de entre 250 y 600 euros por estos conceptos, pero las aerolíneas pueden aducir circunstancias de "fuerza mayor" como condiciones meteorológicas, riesgos para la seguridad o huelgas. De hecho, la Comisión Europea se comprometió el pasado mes de febrero a elaborar unas directrices con el objeto de lograr una aplicación uniforme y efectiva de este Reglamento, ya que considera que las empresas recurren en exceso a las "circunstancias excepcionales" para no pagar las indemnizaciones previstas. La abogada de Ausbanc señala que si el usuario quiere lograr algo "debe pelearlo, porque por las buenas no se consigue nada". A su juicio, las indemnizaciones resultan "irrisorias" y no contemplan el daño moral que se puede hacer a una persona cuando pierde parte de sus vacaciones o no puede asistir a algún encuentro importante. Requerimientos al Congreso Tras los sucesos del aeródromo barcelonés, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), por su parte, dirigió una carta a los portavoces de los grupos parlamentarios en el Congreso exigiendo la regulación del derecho a la huelga. Para esta organización, que también se ha personado en las diligencias abiertas en el Juzgado de Instrucción número 1 de El Prat, "los usuarios de los servicios esenciales no pueden convertirse en rehenes de los conflictos de determinados colectivos". El tema será también uno de los que abra la agenda del Consejo de Consumidores y Usuarios en su primera reunión de septiembre cuando tiene previsto debatir la posibilidad de plantear medidas legislativas o acuerdos de arbitraje previos a las situaciones de conflicto en los aeropuertos, recurrentes en periodos de vacaciones. En todo caso, las asociaciones recuerdan que las compañías tienen obligación de ofrecer gratuitamente a los pasajeros comida y refrescos suficientes para el tiempo que sea necesario esperar, dos llamadas telefónicas, telex o correos electrónicos, así como alojamiento en un hotel cuando haya que pernoctar. Si el retraso supera las cinco horas deben devolverle el importe íntegro del billete.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.