El turismo sufrirá­ las consecuencias de la desaceleració­n del consumo en España

Las familias españolas cada vez están más endeudadas, situación que provoca una disminución de la renta familiar y ésta, a su vez, lleva a un menor consumo, reducción del gasto que repercute negativamente en el turismo. Tal es la conclusión de un reciente informe del BBVA.

Segú­n este informe, si bien el consumo de las familias españolas creció­ en el primer semestre de 2006 un 3,6%, disminuyó­ un punto respecto a igual periodo de 2005, lo que ha provocado que el gasto familiar haya tenido un crecimiento inferior al del PIB. "Esta situació­n se mantendrá­ en 2007", precisa el estudio. El endeudamiento familiar y su consecuente disminució­n del gasto, está­ provocado fundamentalmente por el incremento en los cré­ditos al consumo, el encarecimiento de las hipotecas y la dureza de la polí­tica monetaria europea. Para complicar má­s las cosas, el estudio del BBVA pronostica que la economí­a española entrará­ en una fase de desaceleració­n, que se notará­ má­s al aumentar el coste de la financiació­n. "Los tipos de interé­s han subido y seguirá­n subiendo", afirmó­ ayer en Palma Guillermo Dí­az Montañé­s, presidente de la Confederació­n Española de Hoteles y Alojamientos Turí­sticos (CEHAT). El Banco Central Europeo ya anunció­ que en 2007 los tipos de interé­s alcanzará­n el 4%. Para Dí­az Montañé­s, el encarecimiento del dinero "es una posible señal de alarma para el sector turí­stico en el futuro pró­ximo". Lo mismo sucede respecto a los precios: "la subida del IPC hace perder competitividad a la economí­a española ante los paí­ses clientes", afirma Montañé­s. España, que muchos turistas consideran ya como un destino caro, lo será­ aú­n má­s. Para los hoteleros, es urgente la convergencia entre la economí­a española y la de los paí­ses europeos, sobre todo en cuanto a precios, si España quiere mantener el liderazgo como destino y no perder clientes. En el mejor de los casos se repetirí­a la tendencia de los ú­ltimos años: incremento en la llegada de turistas, pero con un menor gasto debido sobre todo a las ofertas de ú­ltima hora o el todo incluido. Pero no só­lo se afectará­ el turismo internacional, tambié­n lo hará­ el nacional, pues en la medida en que se encarezca el costo de la vida y sigan subiendo los tipos de interé­s, disminuirá­ aú­n má­s el consumo de las familias al perder poder adquisitivo. Esa afectació­n ya comenzó­ este año. Segú­n el citado informe del BBVA, en el primer semestre de 2006 el crecimiento en el gasto del transporte aé­reo fue del 6%, producié­ndose una caí­da del 50% respecto a igual periodo de 2005, donde el crecimiento fue del 12,5%. José­ Antonio Tamargo (actualidad@hosteltur.com) 
El turismo sufre dentro.jpgEl turismo sufre dentro.jpg

El turismo sufre dentro.jpgEl turismo sufre dentro.jpg

El turismo sufre fuera.jpgEl turismo sufre fuera.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.