La seguridad aérea exige normas estándar en el mundo: todavía se produce un accidente por cada 1,5 millones de vuelos

La seguridad aérea pasa por el establecimiento de normas estándar en el mundo, una tarea crítica para llegar al objetivo final: reducir la tasa de accidentes a cero. No obstante, 2006 ha destacado como un año récord en esta materia con 77 accidentes, frente a los 111 en 2005, que suponen una tasa de 0,65 accidentes por millón de vuelos, equivalente a un accidente por cada 1,5 millones de vuelos; según el reporte anual de IATA. Rusia y otros miembros de la Comunidad de Estados Independientes y África son las regiones que han registrado las tasas de accidentes más altas, superando en 13 y 6 veces, respectivamente, el índice mundial.

La tasa registrada en 2006 supone una mejora del 14% sobre los índices de 2005. De los 77 accidentes ocurridos en 2006, 46 se relacionaron con problemas de motores de las aeronaves y 31 con los turbopropulsores. Según ha destacado IATA en su informe, las líneas aéreas miembros de la organización alcanzan una media considerablemente mejor que el promedio global, con un índice de 0,48 accidentes por millón de vuelos, es decir, un accidente para cada dos millones de vuelos. IATA señala que frente a una media de crecimiento de la demanda de tráfico aéreo entre el 5 y 6% anual, el índice de accidentes debe disminuir vegetativamente sólo manteniendo el número actual de siniestros, pero el objetivo es accidentes cero. A medio plazo, la meta es reducir la tasa a 0,49 accidentes por millón de vuelos en 2008, que supone una mejora de 25%. El informe muestra que no todas las regiones del mundo tuvieron el mismo nivel de seguridad. Rusia y otros miembros de la Mancomunidad de Estados Independientes (CIS, por sus siglas en inglés) han registrado el índice de accidentes aéreos más alto de todas las regiones en 2006, con 8,6% accidentes por millón de vuelos que suponen 13 veces el promedio global. IATA ha estado trabajando activamente con la Organización de Aviación Internacional Civil (OACI), Estados y operadores para mejorar la situación en esa zona. En África, igualmente se han tomado acciones para mejorar la seguridad, con la optimización de los sistemas y bases de datos de la navegación. El índice de accidentes en este continente resultó en 2006 el segundo más alto del mundo con 4,31 accidentes por millón de vuelos. Factores incidentes En cuanto a los factores que han contribuido a los accidentes registrados en el año, el 43% han ocurrido durante operaciones realizadas en condiciones climáticas adversas. IATA estima que el entrenamiento y la unificación de criterios son clave, particularmente con respecto a la decisión de cuándo abortar un aterrizaje en condiciones de mal tiempo. La organización resalta que está trabajando para mejorar los estándares de las tripulaciones de vuelo, reforzando el entrenamiento en estas circunstancias, en especial, en saber tomar la decisión y ejecutar apropiadamente el regreso, una vez tomada la decisión. Otro factor es la comunicación: el 38% de accidentes implicó problemas de comunicación de la tripulación de vuelo, entre pilotos o entre controladores de tráfico aéreo y pilotos, tanto por diferencias idiomáticas como por la terminología utilizada. Nuevamente la estandarización es la clave. En este aspecto IATA está poniendo en práctica programas, tales como la Solución de Lengua Inglesa (English Language Solution) para ayudar a pilotos y controladores aéreos a reforzar sus habilidades lingüísticas y a adoptar la fraseología estándar, como forma de prevenir interrupciones por comunicación. En cuanto al entrenamiento de la tripulación de vuelo, el 33% de los accidentes tiene que ver con las decisiones tomadas por los tripulantes implicando fallos de entrenamiento o formación, siendo necesario ampliar las mejores prácticas en entrenamiento para mitigar este factor. Bisignani ha recordado que IATA está exigiendo a sus miembros que para finales de 2007 todas las aerolíneas deben haber aprobado la auditoria de seguridad IATA Operational Safety Audit (IOSA) si quieren conservar la membresía en la organización al iniciar el año 2008. Hasta el momento 144 líneas aéreas están ya en el registro IOSA, incluyendo a 121 miembros de IATA. La IOSA incluye estándares de entrenamiento detallados para el personal operacional. Áreas críticas La IATA también ha avanzado dos áreas críticas, si bien no constituyen una causa significativa de accidentes. La seguridad de las pistas de aterrizaje y despegue que han favorecido serios incidentes en 2006, incluyendo el único accidente fatal de pasajeros que ha ocurrido en Estados Unidos. Los errores humanos, el aumento de tráfico y la mala comunicación han jugado un rol predominante. Y la segunda, las operaciones en tierra. En general, el 10% de los accidentes del año ha ocurrido en esta área, causando daños importantes a los pasajeros y pérdidas por 4.000 millones de dólares (2.950 millones de euros) en daños a equipos, una cifra que se infla hasta 11.000 millones de dólares (8.100 millones de euros) si se incluyen los gastos médicos y otros relacionados. Sobre este particular, IATA ha desarrollado la ISAGO (IATA Safety Audit for Ground Operations), la auditoria de seguridad IATA para este tipo de operaciones que está lanzando entre las compañías aéreas, cuyas primeras acciones se han programado para el año 2008. El presidente de IATA concluye no obstante en su Reporte sobre Seguridad 2006 que "los resultados del año pasado fueron impresionantemente buenos: el transporte aéreo continúa siendo el modo de viajar más seguro, pero aún lo tenemos que hacer mucho mejor". Diana Ramón (transportes@hosteltur.com) 
IATA%20NOTICIA%20DEL%20D%C3%8DA%202.jpgIATA%20NOTICIA%20DEL%20D%C3%8DA%202.jpg

IATA%20DENTRO.jpgIATA%20DENTRO.jpg

IATA%20NOTICIA%20DEL%20D%C3%8DA%202.jpgIATA%20NOTICIA%20DEL%20D%C3%8DA%202.jpg

IATA%20DENTRO.jpgIATA%20DENTRO.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.