Diario 5326 18.07.2018 | 11:10
Hosteltur: Noticias de turismo

El Centro de Interpretación culminará la remodelación de la Fachada Marítima de Palma de Mallorca

26 abril, 2007
La capital balear contará con un Centro de Interpretación del Casco Antiguo que le permitirá ofrecer a los visitantes un lugar de acogida, donde les orientarán en su visita, al tiempo que servirá de punto de encuentro incluso para los propios habitantes de la ciudad.
El proyecto centraba ayer el debate en HOSTELTUR TV, precisamente el mismo día en que se presentaba públicamente al ganador del concurso arquitectónico para su construción, Luís Velasco, quien ha diseñado un edificio pensado para facilitar la comunicación en su interior y ofrecer además al turista un alto en el camino donde cobijarse del sol. Ocupando una superficie total de 6.442 metros cuadrados, el presupuesto global asciende a 14.353.840 euros. El teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma definió el proyecto durante su intervención en el programa como la "guinda" a la remodelación de la Fachada Marítima, que recuperará el diálogo entre el mar, la ciudad y su casco histórico. Una oportunidad para impulsar Palma como destino por sí misma, fomentando su oferta cultural, comercial y de congresos. En este sentido, Federico Climent, presidente de la Delegación de Mallorca del Colegio de Arquitectos, señaló que la construcción del Centro de Interpretación constituirá un "ejercicio de recuperación histórica", sobre todo en referencia a la demolición de las viviendas que cubren parte de la muralla, y que se inició a comienzos de la actual legislatura. Para Lourdes Bosch, directora técnica de la Gerencia de Urbanismo, era especialmente importante también haber logrado que el Palacio de Congresos quedara situado en primera línea de mar, formando una parte tan esencial de la futura imagen de la ciudad. El proyecto estrella de la Fachada Marítima, según el vicepresidente del Fomento de Turismo de Mallorca, Pedro Iriondo, dará una gran vida a la ciudad durante la temporada baja, como ya está ocurriendo en otros destinos españoles. El único punto del debate que generó discrepancias fue el relativo a convivencia del edificio de Gesa con este gran proyecto. Mientras desde el Ayuntamiento de Palma defienden su demolición, aunque señalan que por razones técnicas y estéticas y no políticas, algunos arquitectos defienden su protección como parte del patrimonio arquitectónico que dejó a la ciudad el siglo XX. Ángeles Vargas (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.