El sector turístico español mantendrá un ritmo de crecimiento superior al 3% anual entre 2007 y 2010

El sector turístico español mantendrá un ritmo de crecimiento superior al 3% anual entre 2007 y 2010, según un estudio realizado por Daemon Quest, que estima que la causa principal de esta evolución será el aumento de los desplazamientos cortos frente a las estancias prolongadas.

A juicio de esta firma, especializada en Estrategias de Clientes, Marketing y Ventas, las empresas turísticas del país "se enfrentarán, durante los próximos cuatro años, a la necesidad de introducir cambios profundos en sus estrategias de negocio, para adaptarse a la transformación que está experimentando el mercado nacional". El papel del cliente será clave, según los expertos, en la definición de las nuevas demandas del sector, que tiene que adaptarse a las necesidades de un usuario más informado que utiliza internet para eliminar intermediarios y hacerse con el máximo control del proceso de contratación de los paquetes turísticos. Según Daemon Quest, la progresiva desaparición de las vacaciones estacionales, la modernización de las infraestructuras de comunicaciones y el cambio en el perfil de los viajeros, tanto por motivos de ocio como profesionales, obligan a las compañías del sector en España a desarrollar nuevas ideas que permitan atraer y fidelizar a un público cada vez más exigente. Promoción de nuevos destinos El hecho de que la demanda no se esté concentrando en los principales periodos vacacionales, sino de forma homogénea a lo largo de todo el año, ha empezado a afectar a los destinos más habituales, tanto en el interior del país como en las zonas costeras. Para mantener el flujo de visitantes y adaptarse a las nuevas exigencias del público potencial, se está potenciando el desarrollo y la imagen de determinados destinos turísticos desde las Administraciones Públicas, las comunidades autónomas y las corporaciones locales. El éxito de este tipo de iniciativas exige, sin embargo, según Daemon Quest, vincular servicios, medios de transporte, imagen y mensajes comerciales para atraer a un público global, facilitar ventajas fiscales y legislativas que atraigan la inversión y refuercen este tipo de proyectos. Por otra parte, a lo largo de los próximos cuatro años, se asistirá a la diversificación del concepto low cost, que pasará de las compañías aéreas a otros sectores vinculados al turismo y al ocio. El cliente sólo desea pagar por el servicio contratado, y cada vez menos aspectos adicionales que considera que encarecen el coste y no aportan valor añadido. La primera parada de esta evolución está siendo la industria hotelera, pero en breve la fórmula de los servicios de bajo coste aplicados al mundo del ocio y el turismo llegará más lejos. Del turismo de "sol y playa" al turismo de calidad La elevada competencia de mercados emergentes en el terreno del turismo de sol y playa, que tradicionalmente ha sido el punto fuerte de las empresas del sector en España, está poniendo en duda la viabilidad de este modelo, obligando a buscar nuevas fórmulas rentables y compatibles con los cambios en el perfil de los clientes. El análisis de Daemon Quest detecta, en este sentido, varios aspectos de importancia en los que el país parte con una ventaja competitiva importante que puede aprovechar para diversificar su oferta. En cuanto al turismo de convenciones e incentivos, España es, en estos momentos, la tercera potencia mundial del sector, sólo por detrás de Estados Unidos y Alemania. Sin embargo, puede convertirse en los próximos años en la principal referencia Europea. A su favor juega la elevada oferta de servicios, su alta calidad y la diferencia de costes con otros mercados occidentales. HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com) 
turismo dentro.jpgturismo dentro.jpg

turismo dentro.jpgturismo dentro.jpg

turismo.jpgturismo.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.