El nuevo conseller de Turismo de Baleares trabajará por un "cambio tranquilo" del modelo turístico

Francesc Buils, quien tomó ayer posesión de su cargo como conseller de Turismo del Govern Balear, apuesta por perseguir una transformación sin rupturas del modelo turístico de Baleares, otorgando "valor añadido" al modelo de sol y playa, siempre sobre la base del diálogo y el consenso con el sector.

El nuevo conseller de Turismo es uno los tres pertenecientes al partido nacionalista Unió Mallorquina (UM) que forman parte del Ejecutivo balear, como consecuencia del pacto firmado con el PSIB-PSOE y los partidos de izquierda aglutinados en el Bloc para esta legislatura. Y al igual que ha planteado el nuevo presidente balear, Francesc Antich (PSOE), en todos los aspectos sociales y políticos, Buils, persigue un "cambio tranquilo", tanto en el traspaso de funciones con el anterior conseller de Turismo de la Comunidad, como en relación a la orientación principal de archipiélago como destino turístico. En este sentido, considera que no hay que renunciar al modelo de sol y playa que, reconoce, "nos da de comer", siendo el turismo "la principal industria de la Comunidad", pero es necesario consensuar con el sector la manera de impulsar la promoción de otros segmentos que actúen como "valor añadido". El nuevo conseller de Turismo de Baleares, ocupó en la anterior legislatura el cargo de conseller de Presidència del Consell de Mallorca, desarrollando funciones en materia de promoción turística. Durante ese periodo, asegura "mi despacho estuvo siempre abierto a iniciativas conjuntas con el sector", y ahora, en la Conselleria de Turismo del Govern Balear, seguirá abierto para desarrollar iniciativas que permitan diversificar la oferta, "pero siempre desde la base del consenso". Continuidad y mucho trabajo Francesc Buils defiende el mismo planteamiento por el que trabajó en el Consell de Mallorca, apoyando sectores como el golf o el cicloturismo destinados a atraer a un segmento de turistas con mayor capacidad de gasto y respeto por el medio ambiente. Un objetivo que también persigue con el impulso a la remodelación de la Playa de Palma, para la cual cree que "no basta con realizar reconversiones urbanísticas", sino que hay que ir más allá y plantear una "reconversión turística profunda". Para ello, y siempre dentro del marco del consorcio urbanístico de la Playa de Palma, que se formó en la anterior legislatura, se plantea "pedir a Madrid" que plantee en este enclave turístico "un esfuerzo del estilo de las reconversiones industriales que se han planteado en otros puntos del país", y esto requiere inversión por parte del Estado. El nuevo conseller de Turismo de Baleares dará a conocer en los próximos días los nombres de sus más cercanos colaboradores en la Conselleria, y comenzará a trabajar en los retos que se plantean para la legislatura, entre ellos el traspaso de competencias al Consell de Mallorca (Menorca e Ibiza ya las tienen), junto a otros muchos que, dice, "requieren de una relectura de la letra del pacto de gobernabilidad" firmado con los partidos de centro-izquierda que forman parte del Ejecutivo balear. Ángeles Vargas (politica@hosteltur.com) 
Buils dentro.JPGBuils dentro.JPG

Buils dentro.JPGBuils dentro.JPG

Buil fuera.JPGBuil fuera.JPG

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.