Diario 5354 20.08.2018 | 16:32
Hosteltur: Noticias de turismo

Nueva York se sirve de celebridades para mostrar su cara más amable

31 agosto, 2007
Las autoridades de Nueva York han puesto en marcha una campaña con la que pretenden mejorar la primera impresión que sobre la ciudad y sus residentes reciben los turistas que llegan cada año, y en ello colaboran algunos de los vecinos más célebres, como los actores Robert de Niro y Julianne Moore o el pintor Chuck Close.
Éstas y otras celebridades recomendarán a los visitantes algunos de sus lugares favoritos para cenar, ir de compras o asistir a un evento nocturno, entre otros valiosos consejos. La iniciativa forma parte de una campaña denominada "Tan sólo pregunta a los vecinos" ("Just Ask The Locals"), con la que se pretende que el visitante se sienta más acogido, informado y ayudado desde su llegada a esta gran urbe. La campaña incluye anuncios publicitarios y audiovisuales, folletos, más información en internet y el despliegue de "embajadores" de turismo por las calles, que repartirán tarjetas con consejos útiles para deambular con más confianza por la ciudad. El alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, anunció la puesta en marcha de esta iniciativa durante un acto celebrado en las nuevas instalaciones de la terminal de American Airlines en el aeropuerto internacional John F. Kennedy, a la que se ha destinado una inversión de 1.300 millones de dólares (954 millones de euros). Esa terminal, con capacidad para acoger 12,8 millones de viajeros al año, se convertirá en el punto central de esta primera fase de la campaña de promoción de la ciudad de los rascacielos. "Los neoyorquinos han sido siempre acogedores y cordiales, pero no suficiente gente alrededor del mundo lo sabe", señaló el alcalde y agregó que el objetivo es que este nuevo esfuerzo contribuya a mantener el crecimiento del turismo en la ciudad, lo que contrasta con el declive de turismo internacional que se ha registrado a nivel nacional. La actividad turística es fundamental para la economía neoyorquina El año pasado, la ciudad fue visitada por 43,8 millones de personas, que se gastaron 24.700 millones de dólares (18.128 millones de euros) y favorecieron con ello la continuidad de más de 368.000 empleos, según datos municipales. La ciudad de Nueva York también se ha visto beneficiada con un incremento en los últimos años del número de visitantes extranjeros, algo que cayó con fuerza después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Entre 2000 y 2006 se incrementó un 9% el número de viajeros que llegaron a Nueva York desde el extranjero y ascendieron de 5,7 millones a 6,2 millones de visitantes. A nivel nacional, sin embargo, la llegada de visitantes desde otros países se redujo en un 17% durante el mismo periodo, según informó la Alcaldía en un comunicado. Si no existiese el turismo, la ciudad de Nueva York necesitaría generar una media de 953 dólares más (699 euros) a pagar con impuestos por cada hogar, con el fin de mantener su actual presupuesto anual, según cálculos de la firma Global Insight. Jonathan Tisch, presidente de NYC & Company, la agencia municipal encargada de la promoción turística de Nueva York, recordó que recientes sondeos internacionales resaltaron que EE UU "tiene el peor proceso de entrada de todo el mundo y eso tiene muy graves consecuencias para nuestra economía y nuestra seguridad nacional". Agregó que la nueva terminal de American Airlines, que dispone de amplios servicios de atención al pasajero, y la campaña que se pone en marcha "están en primera línea para hacer el proceso de entrada más acogedor y pronto se convertirá en un modelo que otros querrán emular". HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.