La fuga de barcos a Europa está impactando a los puertos de EE UU

Las principales corporaciones de crucero están desplegando sus mejores barcos a destinos europeos en el Mediterráneo, norte de Europa y costas europeas en el Atlántico, en la actualidad más lucrativos y de moda, impactando negativamente a las infraestructuras americanas a medida que el sector crece en el mercado europeo.

De acuerdo con las cifras de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, por sus siglas en inglés) el cambio que están dando las grandes navieras en sus operaciones comienza a reflejarse en las cifras de visitas de cruceristas: el crecimiento de los diez principales puertos de embarque o escala de Estados Unidos ha retrocedido un 12% el último año. La asociación agrega que registraron índices "mixtos" de crecimiento, percibiéndose un mayor incremento en aquellos en los que fueron posicionados los barcos más nuevos y modernos. La CLIA destaca que esto ha determinado que los puertos de embarque en Estados Unidos estén cada vez más compitiendo entre sí al mismo tiempo que su crecimiento disminuye continuamente. Según el informe de CLIA la tendencia se verifica en la comparativa de lo índices de crecimiento año sobre años: los embarques en los puertos estadounidenses crecieron sólo un 4,5 % el año pasado, comparado con el crecimiento de 2005 que fue del 6,3 % en 2005 y del 13,9 % en 2004. Por el contrario, el crecimiento de los puertos europeos está llegando a índices entre un 10 y un 18%, entre ellos los españoles, que en cada temporada son una escala obligada en los itinerarios europeos de las principales navieras. Destacan el de Barcelona, actualmente el número uno de Europa y décimo del mundo, y el de Málaga, como los que han registrado un mayor incremento de su actividad. Desde el año pasado algunas importantes corporaciones del mundo como Carnival Cruises Lines y Disney hicieron su primera incursión en Europa, y Royal Caribbean International ha posicionado sus barcos más grandes, como el Voyager of the Seas en el Mediterráneo. Para el año próximo la situación se acentuará, ya que la mayoría de las navieras han anunciado en sus programas para las próximas temporadas que destinarán un mayor número de barcos al mercado con mayor crecimiento y de mayor poder adquisitivo, el europeo. Otro factor que ha incidido, sin duda, en este giro a Europa radica en la fortaleza del euro frente al dólar; una situación cambiaria que las líneas de crucero están aprovechando la oportunidad de aumentar sus ingresos atrayendo el mercado europeo a sus barcos. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com) 
barco dentro.jpgbarco dentro.jpg

barco dentro.jpgbarco dentro.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.