El turismo residencial tiene un "efecto perverso" en el sector hotelero, según Barceló

El presidente del Grupo Barceló, Simón Pedro Barceló, afirmó ayer en Palma de Mallorca que el incremento del turismo residencial "ha tenido un efecto perverso en el sector hotelero puesto que, en los últimos quince años, no ha crecido el turismo hotelero pero sí la saturación en las Islas Baleares y, sin embargo, siempre parece que el responsable de esta saturación es el hotelero".

Barceló, quien aseguró no tener nada en contra de cualquier actividad económica, siempre que sea "lícita y legal", añadió que el problema de la reducción del consumo en los establecimientos de hostelería no es atribuible al "todo incluido" de los hoteles, sino a una oferta de turismo residencial que no favorece el consumo fuera de casa. En este sentido, durante su intervención en la mesa sobre "La Sostenibilidad del Modelo Turístico" en la Jornada del Plan del Turismo Español Horizonte 2020 que se celebró ayer en Palma, manifestó sus deseos de "ver los datos del impacto del turismo residencial" y reconoció algunos efectos positivos de este tipo de turismo, como el de incentivar los vuelos directos de bajo coste y el de atraer "otro tipo de clientes", pero también negativos, al quitarles actividad a los turoperadores y a los vuelos chárter. Como buen convencido de la bondad de las políticas de conversión de activos, Barceló apostó por la renovación de la capacidad hotelera construyendo nuevos hoteles y por la reconversión de los hoteles obsoletos en turismo residencial, y evitar así que éste consuma más territorio, en lugares donde ya no puede consumirse más, como en las Islas Baleares o Canarias. Rocío Noriega (hoteles@hosteltur.com) 
barcelo.JPGbarcelo.JPG

barcelo.JPGbarcelo.JPG

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.