Dos aerolíneas líderes de Europa y EE UU crean una compañía transatlántica

Las aerolíneas Air France y Delta se están preparando para anunciar una joint venture como preludio a la guerra que se desatará en el mercado trasatlántico, especialmente por el segmento de negocios que es el que aporta rentabilidad.

De esta forma ambas compañías les toman la delantera a sus rivales British Airways y American Airlines, que habían iniciado contactos para una asociación similar, una vez entre en vigor el acuerdo de cielos abiertos entre Estados Unidos y Europa. El mayor operador europeo declinó hacer comentarios respecto a la nueva empresa, tras la firma del acuerdo con el que constituye la tercera compañía más grande de Estados Unidos. No obstante, analistas del sector señalaron que ambas empresas habían informado acerca de los aspectos generales de sus planes transatlánticos conjuntos en una reunión con inversores, incluyendo el proyecto de operar vuelos directos entre Heathrow y Los Ángeles. Según las fuentes, el presidente de Air France, Jean-Cyril Spinetta, afirmó que el trato con Delta aportará "varias docenas de millones de euros" en beneficios en 2008, según han afirmado asistentes a esta reunión. La aerolínea ha asegurado que está a punto de cerrar el acuerdo con su socia de Skyteam, Delta, que permitirá hacer más eficientes los costes y una mejor integración en las rutas transatlánticas. La joint venture con Delta estará basada parcialmente sobre un acuerdo de 10 años entre KLM, parte del mismo grupo que Air France, y Northwest Airlines, que unirán sus ventajas económicas de servicios transatlánticos, cuyos beneficios serán compartidos. El grupo franco holandés Air France-KLM está claramente decidido a aprovechar las nuevas oportunidades que ofrecerá el acuerdo de "Open Skies" entre EE UU y la UE, especialmente el tráfico desde Londres Heathrow. En un reto directo a British Airways, los slots de Heathrow serán utilizados para servir nueve destinos estadounidenses bajo el código de Air France, incluyendo el vuelo a Los Ángeles, que será operado directamente por la aerolínea francesa. Cuadruplica beneficios Mientras tanto, desde Atlanta, Delta Airlines, que salió de bancarrota el pasado 30 de abril, reporta que ha cuadruplicado su beneficio neto durante el tercer trimestre del año, logrando cerrar con ganancias los nueve primeros meses del ejercicio, alcanzando los 220 millones de dólares (155,4 millones de euros), muy por encima de las previsiones de los analistas. Con ello, finalizó los nueve primeros meses del año con un beneficio acumulado de 1.682 millones de dólares, frente a las pérdidas de 4.222 millones de dólares registradas en el mismo periodo del año anterior. Estos buenos resultados derivan del importante incremento de la facturación en un 10% durante el tercer trimestre hasta alcanzar los 5.227 millones de dólares (unos 3.700 millones de euros), la cifra más alta en la historia de Delta pese al encarecimiento del combustible. Durante los nueve meses del año la facturación ha registrado un crecimiento del 8,9%, hasta los 14.471 millones de dólares (unos 10.220 millones de euros) con un resultado operativo de 1.098 millones (más de 775 millones de euros) frente a los 52 millones (unos 37 millones de euros) en el mismo período de 2006. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com) 
Air FRance dentro.jpgAir FRance dentro.jpg

Air FRance dentro.jpgAir FRance dentro.jpg

aIR fRANCE DESTACADA.bmpaIR fRANCE DESTACADA.bmp

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.