Diario 5758 05.12.2019 | 19:14
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

El alcalde de Belén destaca el aumento del turismo pese al muro de separación

13 diciembre, 2007
Belén concluirá el año con la mayor afluencia de turistas y peregrinos desde el estallido de la Segunda Intifada en 2000, pese al aislamiento por el muro de separación israelí, según ha confirmado su alcalde, Víctor Batarse.
La ciudad cisjordana que según la tradición cristiana vio nacer a Jesús, acogió 460.000 turistas en los primeros once meses del año, explica Batarse. En diciembre, Belén recibirá entre 170.000 y 180.000 más, en su mayoría peregrinos que viajan a Tierra Santa con motivo de las Navidades, calcula el regidor de esta ciudad gobernada por el movimiento islamista Hamás, pero cuyo alcalde ha sido siempre cristiano en virtud de una vieja tradición que instaló Yaser Arafat. "El año concluirá con unos 600.000 visitantes", prácticamente el doble que en 2005, resume con satisfacción. El vaso, en cambio, está medio vacío si se tiene en cuenta que el dato no llega siquiera a la mitad del de 2000, cuando el entonces papa Juan Pablo II visitó Belén meses antes de que estallara la Segunda Intifada que hundió el turismo en la región. "Esperamos que el número de visitantes crezca aún más porque ahora todo el mundo sabe que Belén es segura", apostilla. La mayoría de grupos turísticos organizados se desplaza a Belén las escasas horas suficientes para visitar los lugares santos y alguna tienda de recuerdos. "Si no quieren quedarse a pernoctar, al menos que paseen unas horas por la ciudad y entren en contacto con los lugareños", agrega tras apelar a sus compañeros de confesión de todo el mundo a visitar la cuna de Jesús "en solidaridad con sus habitantes". Visitas que necesita la ciudad, castigada por la construcción por Israel de una barrera de verjas y hormigón de hasta ocho metros de altura que la separa de Jerusalén, ubicada a apenas ocho kilómetros. Blair llama a los turistas a conocer la ciudad El enviado del Cuarteto para Oriente Medio, Tony Blair, visitó hoy Belén, cuna del cristianismo, donde llamó a los turistas y peregrinos a viajar a la ciudad cisjordana, que calificó como "modelo de paz". El ex primer ministro británico manifestó que "Belén es un lugar seguro", al tiempo que invitó a los turistas de todo el mundo a visitar la ciudad. Blair hizo estas declaraciones durante un encuentro que mantuvo con el ministro de Turismo de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Hulut Daebis, y con representantes de la Cámara de Comercio palestina en un hotel de la ciudad. HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.