Diario 5405 18.10.2018 | 22:26
Hosteltur: Noticias de turismo

Con visión de rayos x "desnudarán" a los pasajeros aéreos

22 abril, 2008
Los agentes de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) podrán ver a través de las prendas de vestir de los pasajeros aéreos mediante los nuevos escáneres electrónicos que han sido instalados en los aeropuertos de Nueva York y Los Ángeles. El nuevo sistema está diseñado para detectar armas ocultas y presenta una algo borrosa pero perceptible imagen tridimensional de la persona en su ropa interior y, algunas veces, desnudo.
La TSA asegura que actualmente esta exploración es estrictamente voluntaria y adicional a los actuales procedimientos de seguridad. Sin embargo, el viajero puede escoger entre someterse al tradicional cacheo completo efectuado por los agentes o la nueva exploración electrónica. Mientras que las imágenes en blanco y negro muestran claramente el cuerpo de los pasajeros, éstas sólo serán vistas por un oficial de seguridad en una habitación aparte. Una portavoz de la TSA agregó que las imágenes se reflejan automáticamente borrosas para proteger la privacidad de pasajeros y no serán guardadas y archivadas, incluso en los casos en los que el análisis revele un arma. Jay Stanley, un experto en temas de respeto a la privacidad de la Unión de Libertades Civiles de América, ha señalado que si bien el denominado escáner de ondas milimétricas parecería menos invasiva que estar palmeando y tocando el cuerpo de una persona de arriba abajo, sin duda plantean una preocupación en cuanto a la vida privada de las personas. "Este tipo de métodos primero se introducen a menudo muy cautelosamente, con todas las protecciones del caso, pero luego, pero a lo largo de los años, se va perdiendo este cuidado. ¿Cuánto tiempo van a ser voluntario? Les garantizo que mientras más comúnmente sean utilizados, hasta las terminaremos viendo en internet". Las autoridades han explicado que la exploración lleva unos quince segundos, mientras el pasajero pasa por una máquina con forma de puerta giratoria con los brazos levantados. La TSA dice que esta exploración no plantea riesgos para la salud, ya que emiten 10.000 veces menos energía que un teléfono móvil. Cada máquina cuesta alrededor de 130.000 dólares (unos 82.000 euros) y aunque por el momento se utiliza en forma experimental en Estados Unidos, ya están en funcionamiento en siete países. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.