Los responsables de Turismo se reúnen para analizar la caída en el sector turístico

Tras los últimos datos de la encuesta de movimientos en fronteras, FRONTUR, y lo anunciado por el ministro Miguel Sebastián en los últimos días, el Gobierno adelanta nuevas medidas para recuperar al sector que puede salvar a la economía española de un hundimiento más pronunciado: el turismo.

Tal y como se encuentran los sectores de la construcción y de la promoción inmobiliaria, y con una industria cuyos resultados no acompañan –la cifra de negocios de la industria en junio fue de -3,4% con respecto a mayo-, lo que le faltaba a la economía española es que el turismo también empezara a flaquear. Los primeros indicios para ello ya se han dado. Los resultados del sector fueron de -4,8% en junio y la encuesta de movimientos en frontera que publica el Instituto de Estudios Turísticos (IET), Frontur, extrajo también cifras negativas –en julio llegaron un 8% menos de turistas extranjeros a España-. Parece que el Gobierno ha querido adelantarse al posible desastre y ha puesto manos a la obra con la elaboración de un plan espacial para promover el turismo internacional de cara a la próxima temporada de invierno. El viernes pasado Miguel Sebastián se reunía con el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, y el director de general del Instituto de Turismo de España (Turespaña), Antonio Bernabé, para analizar qué está pasando en el sector y así tomar medidas. En la reunión hablaron de aunar fuerzas, ya que la actual situación "exige un esfuerzo de todos, Estado, Comunidades Autónomas, empresas y profesionales". A este respecto, Industria anunció que el próximo mes de septiembre se celebrará una sesión del Consejo Español de Turismo para reforzar la cooperación entre la Administración y la colaboración público-privada. Sobre los viajes de los españoles, los responsables de Turismo han adelantado que existen "signos de inestabilidad", si bien no han querido añadir cifras hasta que no se conozcan los resultados de agosto y la evolución de los factores económicos que inciden en el sector, tales como el precio del petróleo o la apreciación del euro. En busca de nuevos mercados La solución al debilitamiento de los tradicionales mercados emisores en los últimos meses pasa, según el Ministerio, por una promoción en el exterior dirigida a segmentos de la población menos sensibles a la crisis, o por la captación de nuevos mercados emergentes, como es el caso de Rusia. Precisamente en septiembre, Joan Mesquida se trasladará a ese país, junto con una delegación oficial y empresas españolas, para mantener el contacto, ya iniciado, con turoperadores. Otro mercado en el cual se van a destinar recursos es el indio, uno de los países asiáticos, junto con China, con mayor potencial. Está previsto que a partir de otoño se instale una Oficina Española de Turismo en Bombay (India). La intención del Gobierno es desestacionalizar el turismo con programas como Winter in Spain u otras iniciativas de turismo social europeo. Suenan "tambores de crisis" "Los tambores de crisis han empezado a sonar", decía premonitorio la semana pasada el vicepresidente ejecutivo de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), José Luis Zoreda. Según Zoreda hacen falta "fuertes dotaciones presupuestarias" para reconvertir de manera integral las zonas turísticas más deterioradas. El representante de Exceltur no se mostró muy optimista con respecto a los resultados del presente verano; y añadió que "nada indica que el resto del año vaya a compensar la caída que se produjo en julio". Carolina Sánchez Velasco (actualidad@hosteltur.com) 
crisis_dentro.bmpcrisis_dentro.bmp

crisis_dentro.bmpcrisis_dentro.bmp

crisis_fuera.bmpcrisis_fuera.bmp

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.