El sector hotelero "está abocado" a un proceso de concentración

Ante el aumento de la competencia y el deterioro de la economía, las cadenas medianas y pequeñas están atravesando por una situación delicada. Un estudio de One to One Capital Partners concluye que la hotelería española está abocada a la concentración, "que debe dar lugar a empresas con mayor capacidad de inversión en calidad y con mayor notoriedad de marca".

El informe pone de manifiesto que el aumento de la competencia, "especialmente en el segmento vacacional", se ha endurecido en los últimos años "por la creciente competencia de otros destinos, el crecimiento de las plazas ofertadas y por el fraccionamiento de la oferta nacional". Esto impide que "numerosas explotaciones puedan realizar las inversiones necesarias en calidad y tecnología". "La conjunción de estos factores da lugar a una competencia en precio que ha erosionado los márgenes del negocio en los últimos años", continúa. Por todo ello, las cadenas medianas analizadas presentan un crecimiento de ingresos real cercano al cero, un deterioro del EBITDA, un importante incremento del esfuerzo financiero y una mayor dependencia del cliente nacional que las cadenas grandes. A esto se hay que añadir la crisis de liquidez actual, que está provocando un importante repunte del coste de financiación; la crisis inmobiliaria, con la consiguiente pérdida de valor de los activos en propiedad; el encarecimiento de las hipotecas y la contracción del consumo; el incremento del precio del petróleo y su repercusión en la industria turística, y la crisis de las economías europeas que afectará negativamente a la afluencia de turistas extranjeros. A mayor tamaño, mejores resultados Para hacer este estudio, One to One Capita Partners analizó 38 cadenas nacionales, con una facturación en 2003 entre los 50 y los 250 millones de euros y con negocio activo en 2007, incluyendo tanto hoteles vacacionales como urbanos. A partir de ahí se hicieron dos grupos, uno que incluyó a las compañías que en 2003 facturaron una media de 100 millones y otro en el que se integraron las que registraron una media de 31 millones. El análisis muestra, entre otras cuestiones, que los ingresos medios de las cadenas grandes crecieron a un ritmo del 11% anual, frente al incremento medio del 3% en el caso de las medianas. Esta cifra está "prácticamente en línea con la inflación, lo que supone un crecimiento real cercano a cero". De esta forma, el documento expone que el tamaño supone "una clara ventaja" para incrementar la cifra de negocio. "Un mayor tamaño se relaciona positivamente con una mayor capacidad para aprovechar las oportunidades de negocio existentes en un mercado en expansión", apunta y añade que "por una parte, un mayor tamaño facilita las compras de otras cadenas u hoteles, y va asociado a una mayor notoriedad de marca, lo cual facilita el crecimiento o mediante gestión de hoteles de terceros o mediante acuerdos con Partners y desarrolladores locales, y el establecimiento de alianzas con agencias de viajes y turoperadores. Por otra parte, un mayor tamaño suele ir acompañado de mayor capacidad de inversión en aspectos críticos como calidad y tecnología". Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com) 
estudio n de d.bmpestudio n de d.bmp

estudio n de d.bmpestudio n de d.bmp

estudio dentro.bmpestudio dentro.bmp

estudio dentro.bmpestudio dentro.bmp

estudio fuera.bmpestudio fuera.bmp

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.