El gobierno rechaza convocar a un tercer tasador para Aerolíneas Argentinas

El gobierno argentino ha rechazado convocar a un tercer tasador para determinar lo que el Estado debe pagar a Marsans por Aerolíneas Argentinas y ha apostado por una "solución" parlamentaria ante el estancamiento de las negociaciones con el grupo español.

"Somos esclavos de la ley. El Congreso es quien tiene la última palabra y nos atendremos a ella", dijo el ministro de Planificación argentino, Julio de Vido. El Gobierno argentino y Marsans negocian desde julio pasado el traspaso de las aerolíneas al Estado argentino, dueño ya de un 5% de la compañía, pero las conversaciones prácticamente no registran avances desde que las partes presentaron sus valuaciones sobre el valor de la empresa. A juicio del Estado, la empresa tiene una valoración negativa de 832 millones de dólares, por lo que no debería pagar nada, mientras que para Marsans vale entre 330 y 546 millones de dólares. Ante estas diferencias de valoración, De Vido consideró que "hay que dejar que actúen las instituciones". El Parlamento argentino ha aprobado una ley que convalida el "rescate estatal" de Aerolíneas Argentinas en la que se establece que será el Legislativo el que dé el último visto bueno al precio que el Estado pagará por la empresa. El grupo español reclama que se convoque a un tercer tasador independiente, cuya evaluación será inapelable, tal como lo establece el acta firmada con el Gobierno el 17 de julio pasado, cuando se inició la negociación. Pero De Vido afirmó hoy que "no habrá un tercer evaluador de los activos de la compañía", tras recordar que la comisión del Congreso que sigue de cerca la situación de la línea aérea desaprobó este jueves la valuación presentada por Marsans, por lo que, a su juicio, "viene ahora toda una instancia parlamentaria". "Hay mucha intransigencia y poco compromiso de parte de ellos", dijo el ministro en alusión al grupo Marsans, del que recordó había resuelto en junio dejar de pagar los salarios de los trabajadores de Aerolíneas, lo que motivó que el Estado comenzará a girar fondos, unos 220 millones de dólares hasta el momento, para mantener operativa la empresa. El secretario de Transporte argentino, Ricardo Jaime, dijo que si Marsans rechaza la tasación realizada por el Estado, "habrá que buscar otros mecanismos". Marsans ha señalado que no pueden ser obligados a vender Aerolíneas por un valor impuesto por el Gobierno y ha advertido que, en caso de expropiación, recurrirá a todas las armas legales disponibles. La comisión parlamentaria ha citado para la semana próxima a Marsans para que exprese una posición formal respecto de si acepta o rechaza la tasación del Estado. Fuentes parlamentarias citadas por la agencia oficial Télam afirman que, en caso de rechazo, la comisión podría elevar dentro de dos semanas una recomendación al plenario de las dos cámaras del Congreso para que se expropie la aerolínea. HOSTELTUR (latinoamerica@hosteltur.com) 
aerolineas-argentinas2.jpgaerolineas-argentinas2.jpg

aerolineas-argentinas2.jpgaerolineas-argentinas2.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.