Diario 5350 16.08.2018 | 00:23
Hosteltur: Noticias de turismo
Cuatro operarios muertos por el derrumbe del hotel en Mallorca

Las obras del Son Moll no tenían licencia y el Ayuntamiento había ordenado paralizarlas

17 diciembre, 2008
Cuatro obreros fallecidos es el balance final del trágico derrumbe acontecido ayer en Mallorca. La cadena Hoteles Serrano, propietaria del Son Moll, había solicitado licencia de obras para acometer reformas en el edificio y pasar el establecimiento de 3 a 4 estrellas. Pero los trabajos empezaron antes de que el Ayuntamiento de Capdepera, al norte de la isla, hubiera dado el visto bueno y otorgado la pertinente licencia. El hotel tenía varias órdenes de paralización de obras.
Tal y como [link="https://www.hosteltur.com/noticias/57831_mueren-cuatro-obreros-derrumbe-parcial-hotel-mallorca.html"]informó HOSTELTUR[/link] durante todo el día de ayer, los hechos ocurrieron sobre las 9 de la mañana, cuando tres grupos de obreros se encontraban dentro del hotel Son Moll, cerrado al público y en reformas. Por causas todavía desconocidas, cedieron la cornisa y las dos plantas superiores del edificio -de un total de tres-, dejando atrapados a cuatro operarios bajo los escombros. Hubo también cuatro heridos de diversa consideración. Los trabajos de rescate de los desaparecidos duraron toda la mañana, y hasta primeras horas de la tarde no se pudieron recuperar los cuatro cuerpos. El alcalde del municipio, Tomeu Alzina, presente en el lugar del siniestro, aseguró que el hotel carecía de licencia municipal de obras, aunque la había solicitado. Según Alzina, le había sido denegada la licencia por motivos técnicos, y al constatar que aún así las obras de remodelación habían dado inicio, el Ayuntamiento había mandado "boletines" en varias ocasiones al promotor ordenándole la paralización de las obras que, sin embargo, continuaron. Conmoción en el sector El trágico suceso causó conmoción ayer en el sector turístico balear, y especialmente el hotelero. Según indicó a HOSTELTUR el presidente de la Associació Hotelera Cales de Capdepera, Juan Massanet, la falta de la licencia municipal "no tiene nada que ver con el derrumbe del establecimiento", ya que no se actuó con negligencia, aseguró. "No creo que el papel en si hubiera evitado los hechos, probablemente si se hubiese subsanado el tema de los papeles hubiera ocurrido igual", lamentaba. Massanet, sin excusar a la empresa por haber comenzado las obras sin los permisos pertinentes, sostiene que los ayuntamientos "tardan mucho en conceder las licencias de obras" a los establecimientos hoteleros que quieren acometer reformas. La misma opinión tienen en la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), desde la que afirman que si se concedieran las licencias no con menor escrupulosidad, sino con mayor rapidez, podría evitarse que muchos establecimientos comenzaran las obras sin disponer de todos los papeles en regla. Procesos demasiado lentos Fuentes de la FEHM aseguraron ayer a HOSTELTUR que no se trata de agilizar los trámites en el sentido de simplificarlos, "el mayor problema está -explican- en el tiempo que transcurre y en que los procesos se alargan demasiado". Los hoteleros se quejan de que en muchas ocasiones los proyectos de los arquitectos se demoran mucho, y que los plenos en los que tienen que aprobarse las licencias de obras se celebran una vez al mes o una vez cada dos meses. "Si en ese ir a contrarreloj deciden comenzar las obras, tienen que asumir la ilegalidad". Y es que la llegada de la temporada obligatoriamente hace posponer las obras para otro año, algo muy común en un destino tan estacional y que hace que las empresas tengan, en realidad, tres meses hábiles de invierno para acometer cualquier reforma entre temporadas. Desde la Federación reconocen que, ante estas circunstancias, es cierto que algunos establecimientos se arriesgan y comienzan las obras antes de tener todos los papeles en regla. "A veces los promotores se la juegan para ganar tiempo. Lamentablemente cuando pasa una cosa de estas les cae todo el peso de la ley. Pero desde la Federación siempre se ha defendido la legalidad", afirman. Una mejor gestión de las licencias fomentaría que muchos empresarios se lanzaran a acometer reformas para mejorar sus establecimientos, opinan. No obstante, según indican desde la FEHM, el 90% de los hoteles de Mallorca pasó en su día los planes de modernización por lo que deben estar en perfectas condiciones y totalmente renovados. La lluvia, posible causa del derrumbe El hotel Son Moll, que está siendo reformado para pasar de 3 a 4 estrellas, está compuesto por dos bloques, uno de nueve pisos y otro anexo de tres que fue donde sucedieron los hechos. En la tarde de ayer se confirmaba la muerte de los cuatro operarios que habían quedado atrapados entre los escombros. Las intensas lluvias caídas en Mallorca en los últimos días podrían haber sido la causa de este derrumbe, socavando la solidez de la estructura y forjados del edificio. El hotel, con una antigüedad de 40 años, permanecía cerrado al público. La familia Serrano compró el [link="https://www.hosteltur.com/noticias/45719_serrano-hotels-cuenta-cuarto-establecimiento.html"]establecimiento en 2007 (clique aquí)[/link] y cuenta con otros tres hoteles en la zona: el Serrano Palace, de 5 estrellas; el Hotel & Spa S"Entrador Playa, un 4 estrellas superior, y el Clumba, de 3 estrellas. Paula Pielfort Asquerino (hoteles@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.